Website Ribbon Cursos para/lelos: Hacerse cargo

02 junio 2006

Hacerse cargo

En su edición de hoy La Nación publica una entrevista al grupo Callejeros en la que Pato Fontanet -cantante de la banda-, al ser consultado acerca de si una tragedia como la de Cromagnon podría volver a ocurrir, afirma que sí y argumenta pobremente su respuesta manifestando que "el taller de bolivianos que se incendió no estaba en Holanda, estaba en Capital Federal y lo mismo puede ocurrir en un subte, en un geriátrico o en un shopping. Entonces, OK, nosotros no tocamos más ¿pero vos podés poner los lugares en condiciones o no? ".
La declaración de Fontanet es digna de una vieja con ruleros y batón consultada por algún notero berreta en el medio de sus compras en una feria vecinal. Los únicos puntos en común de los incendios de Cromagnon y del taller textil incendiado es la desidia oficial en cuanto a la realización de los controles correspondientes y el consecuente pago de cometas a inspectores y policías. Después no tienen absolutamente nada que ver. Los trabajadores bolivianos se encontraban bajo un régimen de empleo prácticamente esclavo, ninguneados por sus patrones y el resto de la sociedad argentina. No tenían otra opción que bancársela y someterse (ellos y sus hijos) a las condiciones laborales impuestas. Porque si no, se mueren de hambre. Si se quejaban de la falta de ventilación, de las excesivas horas que tenían que trabajar, del hacinamiento en el que vivían y de la miseria que les pagaban, eran castigados con más horas y menos dinero. En cambio, Callejeros contrató un local en condiciones ya conocidas de antemano, donde además no era la primera vez que tocaban y donde, para delicia de los fiscales de turno, ya se había producido un principio de incendio unos días antes. Antes de andar sacándose cargas de encima, deberían asumir su cuota de culpabilidad y no ponerse a decir que “si me toca una responsabilidad, que me toque por haber estado tocando, pero que no me inventen cosas”. El periodista no le pregunta y Fontanet tampoco aclara qué cosas son las que le inventan, pero fácilmente puede inferirse que se refiere a algunas acusaciones de raje que les hicieron en aquel momento: “Yo estuve ahí y desde el momento que pasó me hice cargo, porque me quedé y no me fui corriendo a ningún lado”.
Si se es un ciudadano medianamente consciente de la realidad que lo rodea, uno sabe que el país en el que vive es cualquier cosa menos serio y que todo se maneja de cualquier manera excepto la correcta y no se puede esperar jamás que quienes deben poner "los lugares en condiciones" efectivamente lo hagan. Porque está clarísimo que por este lado del mundo y a esta altura de las circunstancias, si uno todavía confía en las habilitaciones y controles de seguridad estatales, es el rey de los giles. La situación de Fontanet y la del resto del grupo debe ser la más jodida de todas. Aun habiendo perdido amigos, familiares y parejas en el incendio, no pueden ponerse en acusadores y tampoco pueden defenderse demasiado porque en definitiva, algo de responsabilidad tuvieron. La gran mayoría de los padres de las víctimas se los quieren comer crudos e incluso llegaron a ser públicamente amenazados de muerte por uno de ellos la primera vez que comenzó a circular el rumor de que volverían a tocar.
Pero por jodida que sea la situación, Callejeros no puede darse el lujo de seguir desligándose de la tragedia cada vez que abren la boca cuando no hacen otra cosa que lucrar con el asunto. Su último disco se agotó el primer día que se puso a la venta, a pesar de su elevado precio (15 dólares) para el valor habitual de los discos argentinos (unos 10 dólares). Cuando les llegó la oferta para tocar en Tucumán en abril, fijaron su cachet en unos 10 mil dólares, cuando antes de todo este circo nadie les pagaba más de 1000.
A pesar de todas las ridículas situaciones originadas por el incendio de Cromagnon (la destitución de Ibarra, las prohibiciones de tocar, las permanentes y patoteriles amenazas de los padres y el procesamiento por homicidio culposo), sería bueno que Patricio Fontanet y su grupo se dejaran de currar y decir pavadas y asumieran la parte que les toca.

7 comentarios:

Kily dijo...

De acuerdo. Pero también es ridículo que se demonice a Callejeros, cuando cualquiera que haya ido alguna vez a un recital de rock sabe que lo que pasó en Cromagnon podría haber pasado con ellos, con La Renga, con Los Piojos, y con cualquier otra banda de esas que hacen culto del rock-aguante-vinotinto-barrabrava, como si para disfrutar de la música de un grupo hubiera que dejar "todo en la cancha".
Ellos tienen responsabilidad por lo que sucedió, pero es negligente pensar que por prohibirles tocar se va a solucionar el problema.
Probablemente muchos se den cuenta cuando vuelva a pasar.
Pero sí, definitivamente se han lavado las manos.

LICHU! dijo...

Mi posicion es neutral, tirando a desacuerdo. Soy lector del blog, me gusta mucho...pero cuando escribiste de este tema, me di rápidamente cuenta que lo ves desde una óptica distinta a la mía.
Comparando con el incendio en la fabrica textil, "Los UNICOS puntos en común de los incendios de Cromagnon y del taller textil incendiado" vos decís que son las coimas que se les dieron a los inspectores y la falta de control por parte del gobierno (al menos eso entendí), PARA mi punto de vista, esos UNICOS puntos en común no son para nada menores, que es lo que das a entender, si esas coimas no estaban y tambien si se controlaba esos lugares, esto no hubiera sucedido, seguramente.
"Después no tienen absolutamente nada que ver" Yo le encuentro mucha mas relación de lo que vos estas insinuando.
Cuando "El pato" Fontanet dice que esto puede volver a suceder, tiene razón porque 194 pibes muertos, no alcanzan para concientizar a la sociedad argentina, como tampoco alcanzaron los 30.000 Desaparecidos (tema aparte) de la ultima y cruel dictadura en la Argentina.
Si el gobierno de la Ciudad y Nación siguen sin profundizar los controles (aunque avanzaron muchísimo) esto va a seguir teniendo probabilidades de volver a suceder.
Cuando decís que Callejeros sabia de antemano las condiciones del local, eso es verdad...por eso es que tienen una porción de culpa como tambien tiene culpa (+) la mafia que esta atrás de esto, los dueños, y inspectores, en fin muchísima gente.
Es que tampoco hay muchos lugares para tocar, el rock de barrio, no tiene lugares, recién ahora esta saliendo a la luz de TODA la gente.
Y para conseguir un lugar uno tiene (o tenía, espero) que correr el riesgo de confiar en las habilitaciones, esto tambien confirma lo que vos decías: “todo se maneja de cualquier manera excepto la correcta y no se puede esperar jamás que quienes deben poner - los lugares en condiciones- "
Con respecto a el precio del nuevo trabajo discográfico, creo que esta más que justificado, porque no se si tuviste oportunidad de escucharlo, pero tiene temas como “Frente al Río” dedicado a su novia (de Patricio Fontanet), que la perdió en la tragedia de Cromagnon, 9 de julio, y otras canciones destacadas, además del arte del disco y la forma, relieves, dibujos, etc. Que tiene dentro el último CD “Callejero”.Y tambien sabiendo que gran porcentaje de las ganacias estan embargadas, y no las ganan ellos.
Creo que el éxito del CD es decididamente por el mal momento que tuvieron que pasar y que gracias a la difusión que llevo a cabo la prensa, se llenó de seguidores “caretas” que dudo que además de callejeros escuchen miranda, y ese estilo (muy distinto al RnR de Callejeros) de “música del momento”.
Por otra parte estoy totalmente en desacuerdo que hayan aprovechado la oportunidad mencionada anteriormente, aumentando su cachet (desconocía de la existencia de esta palabra).
Comparto tu opinión en que prohibiéndoles tocar no se evita absoluta nada. Pero no pienso, que Callejeros estén “currando” ni que “estan diciendo pavadas” aunque tampoco es una buena razon para lavarse las manos.
Fue muy interesante responderte este posteo, muchas gracias
Lisandro Goin
14 años
Bariloche, Argentina

Daniela dijo...

Lisandro: cuando me referí a la falta de controles y pago de coimas, no dije jamás (y lamento si se entendió así) que fueran temas menores sino que eran los únicos puntos en común de ambos hechos. Particularmente, creo que aunque los controles fueran 100% efectivos y las coimas no existieran, esto habría ocurrido igual porque además de las responsabilidades estatales, existen las del propietario del local. Aunque Cromagnon hubiera tenido todas las habilitaciones en orden y el local hubiera cumplido con todas las disposiciones de seguridad correspondientes, hay cosas que van más allá del Estado, como que le pongan candado a la salida de emergencia o habiliten una guardería en el baño (sin mencionar el hecho de que se permitiera ingresar con menores).
Lógicamente que todo esto puede volver a suceder, no hay que ser demasiado lúcido para darse cuenta y en eso coincido con Fontanet, a quien considero más un chivo expiatorio que un responsable directo de la tragedia. La responsabilidad de Callejeros es mínima en todo esto, pero no deja de tenerla. Con respecto al precio del disco, ahí si no estamos nada de acuerdo. He visto decenas de discos con mejor arte (y mejor contenido musical) que no salen esa plata. Igual respeto tu opinión.

Kily dijo...

"Rock de barrio"... qué feo que suena. No me dan ganas de escuchar "rock de barrio".

Prefiero el rock así nomás, a secas.

Al rock de barrio lo asocio con tetrabrick, barrabravas, letras boludas y olor a chivo.

LICHU! dijo...

Muchas Gracias por la respuesta, simplemente queria decir lo que opinaba, no generar un debate ni nada por el estilo, je.

Kili:"letras boludas" ¿?
Entonces no sabes lo que es el rock de barrio

Lisandro Goin

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Anónimo dijo...

Hi! Just want to say what a nice site. Bye, see you soon.
»