Website Ribbon Cursos para/lelos: Grandes líderes políticos del Uruguay (I)

31 julio 2006

Grandes líderes políticos del Uruguay (I)

Una nota de El País del sábado 8 de julio cuenta qué es de la vida del ex-diputado del Partido Nacional, Carlos Guani Dos Santos, más conocido como Alma Dos Santos. En un panorama político tan aburrido como el uruguayo, la presencia de personajes como Dos Santos resulta una bendición. Electo por el departamento de Artigas, Alma fue diputado entre 1995 y 2000, período en el que presentó un proyecto de ley para la independencia económica del Poder Judicial y exigió que parte de las ganancias de la represa de Salto Grande fueran a las intendencias afectadas por la construcción de la represa. Su salto a la fama ocurrió el día que descubrieron que tomaba vino en pocillo en plena sesión parlamentaria. Incluso llegó a fundar una agrupación política denominada Almismo que se presentó a dos elecciones con el número 51 y el slogan "Una buena idea". Número y slogan estaban inspirados en la marca de una conocida caña brasilera. Ahora "Alma" asegura haberse dado cuenta de que "vivió equivocado", en referencia a los días en que su vida transcurría entre la timba, el chupe y los caballos de carrera. Ahora lee a Louise L. Hay, estudia metafísica y reiki y da charlas motivadoras a alcohólicos anónimos. Dice estar convencido de que "la ley causa efecto", por lo que está intentando "revertir las ondas negativas" de su anterior forma de vida, "esperando no ser castigado por todo aquello". "Todo aquello" incluye el robo a su padre, hace 30 años, de 200 novillos porque le debía honorarios como abogado. Su padre, propietario de más de 40 mil hectáreas de campo, llegó a desheredarlo como consecuencia de su "vida disipada". Los discursos de "Alma" son famosos en Artigas. La gente de Montevideo Comm consiguió el audio del más conocido y lo publicó en su Bestiario Multimedia (de paso no se pierdan el resto de los Bestiarios). Ocurrió en la campaña electoral de 1994, durante el acto en el que luego hablaría Alberto Volonté, uno de los candidatos a presidente por el Partido Nacional:



Lo que no se cuenta demasiado es por qué a Carlos Guani Dos Santos se lo conoce como Alma. Así como la gente de Peñarol se asume orgullosamente como manya, después de años de haber sido muy itálicamente acusados de mangia merda y los bosteros exaltan su condición de tales, aunque el calificativo tenga que ver con la bosta de caballo, Alma Dos Santos decidió autobautizarse así cuando se enteró de que en Artigas todos se referían a él como Almita Podrida.

4 comentarios:

Candelaria dijo...

Y después se ríen de Menem. Já!

cacho_vela_crush dijo...

Los borrachos reformados al poder!!

æclipse µattaru dijo...

EL MAS GRANDE.

Así, a secas.

Que alguien consiga a Steve Buscemi para el estelar en la absolutamente necesaria película alegóricamente biográfica. O en su defecto, al Juancho Turturro. Y a los Coen para dirigirla, desde luego.

Cavernicola dijo...

La diferencia entre almita y menem es que a menem lo eligieron presidente.
Y DOS VECES!!!