Website Ribbon Cursos para/lelos: And the Oscar goes to Vilma Picapiedras

28 febrero 2007

And the Oscar goes to Vilma Picapiedras

A pedido de Nicolás.

Con motivo de la entrega de los premios Oscar, Canal 4 y Moviecenter decidieron unir fuerzas y congregar a unas 600 personas para disfrutar de la emisión televisiva en directo en la sala de teatro del complejo. Desde el arranque no se entendió por qué teniendo 10 salas con sendas pantallas, se eligió la única sala que no la tiene y en la que encima metieron un videowall donde cada pixel tenía el tamaño de una baldosa. Si la ceremonia en el Kodak Theatre fue un embole de casta mayor, no me quiero imaginar lo que fue verla desde el Movicenter. Pero lo verdaderamente interesante de todo este asunto no fue el corolario sino la previa, que no hizo más que confirmar la escasez de ingenio made in Uruguay. Alguien pensó que era una excelente idea reunir a toda la pretendida farándula vernácula en una suerte de imitación de la famosa alfombra roja hollywoodense, instándolos incluso a vestirse acorde a las circunstancias. Teniendo a dos monstruos faranduleros como países vecinos, el jet set nacional tiene tanto glamour como la Comisión de Fomento de Tiatucura. Como si semejante payasada no fuera suficiente, la conducción de ese segmento estuvo a cargo de Sara Perrone y Clara Berenbau; Perrone llegó a presentar al informativista Daniel Castro como "un referente del periodismo", como si la profesión consistiera únicamente en leer un telepromter de lunes a viernes y Clarita no hacía otra cosa que repetir "glamour, glamour" como si fuera la versión local de Roberto Giordano. Cosas que pasan.
La cuestión es que, mientras el evento fue ignorado olímpicamente por el resto de los diarios, El Observador y su portal Observa le dedicaron alguna que otra línea. Quizás el hecho de que la actual encargada de prensa de la Sala/Teatro Movicenter sea una ex editora del suplemento O2 tenga algo que ver, pero son conjeturas personales, no me hagan demasiado caso. La sección de espectáculos de la edición impresa publicó una nota resaltando algunas diferencias entre ambas ceremonias, que tiene algunos pasajes muy mala leche que son bienvenidos después de leer tanta prensa complaciente. A la ex movilera de Omar Gutiérrez y actual conductora de "A cara pintada", le da sin piedad: "La influencia carnavalera se vio reflejada en el brillante conjunto de Karina Vignola. La corona plateada y los guantes negros la hicieron la reina de la comparsa". Otro tanto con Soledad Bauzá, a la que descarta como periodista y presenta como cantante de jazz, además de notar que el diseño de su vestido "dejaba demasiada piel a la vista".
En el caso de Observa, su propuesta consistió en la habilitación de uno de sus blogs, para lavarse convenientemente las manos y que fueran los lectores los que pegaran los palos:




La inmensa mayoría de los comentarios coincide en señalar lo "patético", "lamentable" y "mediocre" del evento, que un lector supo equipararlo con acierto a "ponerse las canilleras y los botines para ver la final del Mundial desde el sillón del living". Las palmas de las críticas se las llevan el habitual peinado de Samantha Navarro (rebautizada por un lector como Bob Patiño) y los atuendos de Karina Vignola (no Carina Vignolo), Sara Perrone y nuestra fiel seguidora Soledad Bauzá, a quien un par de lectoras le dan abiertamente con un caño:
"(..) La peor sin dudas es esta chica Soledad Bauzá (muy vulgar su vestidito rojo) y su pelo... bueno, es evidente que no pasó por la peluquería (...)"
"(..) A Vignola, Mariana Teba, Mariana Santos, Sara Perrone y esta chica desnudista... las vistió el enemigo. El hecho de hacer un acontecimiento mediocre, no implica ser o vestir de la misma manera, es solo un tema de criterio... Prefiero mirar el cuadro de mi comedor... Esperemos que de los errores se aprenda... y de la verguenza (sic) tambien!!!"
Para consuelo de Bauzá, tan afecta a googlear su nombre día por medio y a contactar bloggers vía mail para recabar datos sobre sus identidades, ambas comentaristas le ahorran trabajo publicando su número de cédula. Los que conocemos un poco la cuestión, estamos al tanto de las consecuencias de semejante afrenta a su persona. Como corresponde, su respuesta no se hizo esperar:
"lo lamentable es el tenor agresivo y que infiere una grave y colectiva tendencia a la represión sexual y a la envidia de varios de los comentarios en esta sección que se presumen provenientes de mujeres insastisfechas y belicosas. una cosa es opinar sobre un vestido o un look o un estilo mediático y otra insultar. un vestido puede ser sexy o lindo o feo. eso no da pie a descalificar a su portador/a. en cuanto a Samantha Navarro, es la diosa del rock, y su pelo la distingue. es un símbolo de libertad, de asumir los rulos y desafiar al sistema que obliga a ser lacia y comedida. ¿qué quieren las lectoras reprimidas, de apellidos chetos y presunto buen peinado, que se rape? que use peluca? que se planche esa cascada maravillosa? tienen idea quién es SAMANTHA NAVARRO? una señora artista que no las necesita. en cuanto a mi vestido, a mucho orgullo me viste Tits y si es sexy, me lo banco. como me banco mis 33 años. mi juventud y mis ganas de no taparme porque no tengo porqué ya tendré tiempo
Sin mencionar ese extraño enaltecimiento del talento artístico de Samantha Navarro (una autora cuya obra es el equivalente musical a agarrarse los huevos con una puerta) pasaré a la cuestión que provocó, en parte, la redacción de este texto. Aburre un poco ver que Bauzá recurre siempre al bajo método de atribur las críticas que recibe a dos invariables argumentos, muy de moda últimamente: la envidia y los problemas sexuales que pueda padecer el/la autor/a. No importa si la crítica es hacia el atuendo, el peinado, los dientes o la columna de Caras y Caretas. Si proviene de una mujer, seguramente sea "insatisfecha" y "belicosa" (y en el caso de las lectoras de Observa, "reprimidas de apellidos chetos"¿Prejuiciosa quién?). Si se es hombre, seguramente se trate de un onanista con problemas de eyaculación precoz, que descarga en los comentarios su frustración por no poder alcanzarla. Se complica discutir con gente así. Pero hay un par de comentarios posteriores que van a por más, aunque SB aun no se haya dignado a contestarles:
"Soledad agradecé que por lo menos te nominaron para algo y te hiciste más pública, porque de tu banda de jazz no se acuerda nadie y en canal 5 solo te ve tu abuela. Además, para trabajar en televisión sos malísima escribiendo. No sabés que después de un punto, la oración se empieza con mayúscula. Tenés 33 años como Cristo, pero con ese vestido te crucificaste sola"

"Para Bauzá: En primer lugar, no te hagas la culta y arranca a escribir en Freeway; lo de hacerse la multiloca no va en todos los ámbitos. Mujeres instatisfechas??? Yo no sé de donde tu inferís eso, lo que si esta claro que tu pareces insatisfecha porque -de no ser así- no entiendo el porqué de ponerse ese “trapo desgarrado” que conseguiste por canje con TITS. Y perdón...tu a tu cuerpo lo denominas sexy??, sos un fosforito linda; yo que vos consigo otro canje y me pongo algo adelante y atrás. Chausito, y te estoy leyendo (escuchando no porque, para serte honesta, no podes cantar ni el 5 de oro); eso sí...siempre y cuando tengas un buen editor que te corrija las catastróficas faltas de ortografía que evidencian bajo coeficiente intelectual"
Y por supuesto, la respuesta de la autora del desencadenante de todo este folletín, que por ahora es el último comentario publicado:
"Bueno parece que la chiquita Soledad se enfurecio con mi comentario. Realmente tu vestido y tu look me parece espantoso y no por eso soy insatisfecha o belicosa. Un vestido puede ser lindo o feo o sexy o lo que quieras pero uno es el que lo eligue. Con respecto a quien es y que hace Samantha Navarro no me interesa en absoluto y no tiene nada que ver con el hecho de que ni se peino para ir supuestamente a un evento. Y por si no te enteraste aca estamos opinando del vestuario de los que asistieron a este evento de cuarta, no nos interesa si son buenos o malos , si tocan el clarinete o el violin. Sabes porque???...porque ese no es el tema que se esta tratando....!!! Los calificativos de: represion sexual, envidia y demas denotan que no solo no entendes nada de moda sino tampoco de la vida querida. Yo tambien tengo 33 añios y no por eso me visto como Vilma Picapiedras"
Desde este humilde espacio lanzamos un llamado para que la cosa no se terminé acá. Queremos ver sangre, Vilma. Contestáles.

10 comentarios:

Envidiosa dijo...

La cholulización trae aparejado este tipo de fenómenos:

A: idiotas mediáticos que se quieren exponer.

B: idiotas que los envidian porque son más retardados que ellos y no se animan a reconocer que su mayor anhelo es estar en el lugar del objeto odiado. Por ej, la gorda en el fondo quiere ser un fideo como SB.

Entonces, B (la gorda) agrede a A (la retardada) que se siente sumamente ofendido/a porque no puede entender que haya alguien en este mundo que no lo ame siendo como es, tan maravilloso.

A continuación A se defiende de B, dandole nuevos motivos para seguir descargando toda su frustración reprimida.

Y así sucesivamente, alimentan un círculo de odio.

Lo peculiar del caso uruguayo es esta retardada que optó por el formato blog y se dedica a perder el tiempo contestando comentarios que nadie lee.

La otra peculiaridad es la grasada.

NO PODES SER TAN BRUTA Y PONERTE ESE VESTIDO, NEGRA ORDINARIA.

Eskoria !! dijo...

Pa che, te sabès toda la interna del Observador, vos no estaràs metida ahì adentro, o quizàs estuviste alguna vez...

Lamentable la red carpet yorugua, SP

Anónimo dijo...

Permisooo!
Lo mío quedó en lo que era El Rincón de Elso. Fue irresistible!

Ta la vuelta.

Melchor

Nicolas dijo...

Brillante, magnifico, hilarante, no sé que otro calificativo más se puede agregar. Gracias por escuchar las palabras de este humilde mortal.
La verdad que la ceremonia y sus repercusiones son para matarse de la risa.Las Bauza,Perrone,Berenbau, "meteoróloga del 4" se sentían en su salsa: mucho "glamour", seudo farandula, ostentación y un largo etc... Apoyo tu pedido, que corra sangre.
Esta Bauza es de la escuela de la Colucci.¿No? De todos modos, pobrecita,la palabra humildad no aparece en sus registros.

Daniela dijo...

Tampoco es un secreto de Estado, Eskoria, sólo basta con relacionar nombres.

Nicolás, separemos los tantos. A Colucci y a Bauzá, además de una década de existencia, las separan algunas otras cosas. Por lo pronto, Bauzá podría morir del horror si una foto suya como esta circulara por la web; en cambio Jime se la banca como un duquesa. Sólo por eso merece todo mi respeto y admiración.

Daniela dijo...

Dicho sea de paso, agradezco si algún lector puede ilustrarme acerca de quién carajo son las Marianas de la foto.

æclipse µattaru dijo...

Una grande Soledad. Estuve leyendo su saga, y debo decir que me encanta la soltura y naturalidad con que usa el término "looser".

Ahora, una pregunta, porque a veces soy un poco lento: "Looser" than what?

Godsize dijo...

Por lo menos allá tienen esa cosa de farándula medio en joda. En cambio por estos lados recibió más atención el hecho de que Carmen Barbieri no estuviera en la tapa de Gente que todas las otras cosas importantes que pasaron (no sabría que son, no leo diarios ni nada).

Elso R. Azul dijo...

En mi modesta opinion, el vestido de Sole es identico al de Betty, no al de Vilma. Pero ta, qué se yo de moda.
Y seamos justos. La chica tiene unas piernas muy interesantes. Es una lástima que a partir de ahí, a medida que se sube, todo vaya empeorando progresivamente.

Candelaria dijo...

"en cuanto a Samantha Navarro, es la diosa del rock, y su pelo la distingue. es un símbolo de libertad, de asumir los rulos y desafiar al sistema que obliga a ser lacia y comedida."

Me cuesta entender por qué los rulos sean un símbolo de libertad y más me cuesta entender que exista una diosa que no usa acondicionador y tampoco se peine. Yo prefiero seguir siendo lacia y comedida, que desafiar al sistema cargando un nido de ratas sobre la cabeza.