Website Ribbon Cursos para/lelos: De detergentes y gallinas muertas

06 noviembre 2008

De detergentes y gallinas muertas

Uno

El martes 21 de octubre, en la sección de política de la diaria se pudieron leer las declaraciones -recogidas de El Observador- de Luis Alberto Lacalle al respecto de la propaganda electoral en los canales privados. El ex residente sugirió eliminarla completamente de estos y restringirla al canal público, con el fin de que la campaña sea más barata y accesible a la población.

"Tararí tararará, qué lindo Lacalle... ¡No! Esa propaganda sin contenido, que yo también supe utilizar, no puede seguir existiendo. Es igual a un aviso de detergente." dijo el ex presidente.

Menos mal que dijo "que yo también supe utilizar" porque si no era una declaración digna de ponerle la lupita de TVR. Sí, casi todos los spots publicitarios televisivos políticos se parecen a avisos de detergente. Salvo que agiten cucos, esa es la otra gran corriente de avisos de campaña electoral. Es que no hay mucho más remedio: la gente está mirando el baile del caño, se lo interrumpen con avisos y lo que menos quiere es ponerse a pensar si el IRPF es justo o no, o si la ocupación es parte del derecho de huelga. La gente no quiere debatir ideas, pero si le hablamos de colorcitos y canciones divertidas es otra cosa. Así terminamos con cosas como "un Uruguay mejor" de Astori, "Cat Cat Cat intendente" de Cat y el mismo Lacalle o "Yo tengo fe, Pacheco ganará": avisos en los que cambiamos los nombres de los candidatos, los colores de las banderas y la mayor parte de las veces no se nota la diferencia.


Así que aplaudo la iniciativa del ex presidente, que sin duda nos traerá una nueva forma de hacer campaña política en la cual se podrán ver ideas, propuestas, y debate concienzudo en sólo 30 segundos de TV. Seguro que él puede hacerlo. Porque con él, vivíamos mejor. Estoy seguro que no veremos un solo aviso de Lacalle que diga "Tararí tararará, qué lindo Lacalle".

Y acá esta la primera muestra. Un divertidísimo aviso de Unidad Nacional con una duración de cinco minutos que nos hace reflexionar profundamente. Con un estilo afanado de "An Inconvenient Truth", UNA nos explica cómo arreglará el país con un estilo dinámico y alegre gracias a una música que te agarra y no te larga y te dan ganas de salir a los saltos a mover el esqueleto. Si alguien puede pasar de los 20 segundos que me cuente: me muero de ganas de saber qué cosas proponen porque yo me dormí en ese punto.



Así que ya saben. Nunca más "Tararí tararará, que lindo Lacalle".

Dos

En la misma edición de la diaria sale una nota acerca de una polémica generada tras la propuesta del pai Juan Alsúa, -concejal del CCZ 8 de Carrasco, miembro de la Comisión de Medio Ambiente y sacerdote de candomblé de Angola-, de sentarse a dialogar con la IMM para evitar "que la gallina muerta nuestra de todos los días, los gallos de limpieza, se depositen en cualquier lado". Suena sensato, ¿no? Con los problemas que tenemos con la basura, supongo que lograr que las gallinas muertas y los otros residuos que quedan tras los rituales umbandistas, sean desechados apropiadamente en lugar de dejarlos en la calle o tener espacios destinados específicamente para eso, es bueno. Y si la propuesta viene del mismo grupo que genera el residuo, mucho mejor.

Como diría Olmedo: ¡Para qué! Parece que existe otra facción de umbandistas que se opone con firmeza. Dice la nota: "[...] Susana Andrade, al frente de Atabaque (movimiento religioso afroumbandista), denunció 'graves brotes individuales de intolerancia y discriminación' y, con un sospechoso grado de paranoia, dijo que de la sanidad ambiental a la limpieza étnica hay un solo paso."

¿Estamos hablando de lo mismo? ¿Uno habla de tirar las gallinas a la basura o de usar ciertas playas sólo para eso y la otra habla de "limpieza étnica"?

Lo central del asunto parecería ser el estado de las playas y cómo el turismo puede verse perjudicado por éste, sobre todo después del día de Yemanjá. Particularmente, se habla de daño medioambiental por cierto tipo de ofrendas que incluyen pilas que terminan en el agua derramando un montón de químicos que no creo que dejen la piel más suave o reconstruyan el pelo como un montón de obreros chiquititos.

Pero la joya de las declaraciones de Andrade es esta:
Según Andrade, las gallinas - por más que estén en descomposición - son sagradas, y tienen su mística. Ellos acreditan que una de esas aves puede salvar una vida. Luego será un desecho que cumpla el ciclo normal de los residuos. 'Los umbandistas también pagamos a los barrenderos con nuestros impuestos', afirmó.
Señora, señor, ¿usted paga sus impuestos para que el barrendero le barra la vereda? ¡Tire cualquier cosa nomás! Total, el barrendero pasa. Con ese razonamiento, el tipo que tira el papel en la calle está en todo su derecho. El que tira chicle no, porque ese no se barre (además el chicle no es biodegradable, la gallina sí. Se pudre sola, no hay que hacer nada). Como otras cosas: escupa o haga sus necesidades contra un árbol. Usted está en su derecho. Después de todo, para algo paga sus impuestos.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora tengo mucho más clara la propuesta del cuqui.

"Ser más positivo"
"Querer mejorar más"
"Unirnos más"
"Juntos somos más"
"Defender más lo que es tuyo" (7up)
"Generar más ideas"
"Hacer más propuestas"
"Aportar más soluciones"
"Unirnos más"

Estoy a punto de convencerme!!

Anónimo dijo...

(firma del mensaje anterior)
JuanF

Cacho_vela_crush dijo...

atención a la ultima coluna de figare, yo les dije hace 5 años q la revista noticias iba a ser la mejor...

Sebastián dijo...

Entre los cientos de toneladas de basura que el montevideano medio tira a la calle diariamente, entre los miles de toneladas de volantes, papeletas y papelitos que nos van a sepultar el proximo año, nos preocupamos por donde un par de imbéciles tiran sus gallinas muertas?

Tenemos los concejales y los creativos de marketing que nos merecemos....

gb dijo...

Cuanto le habrán cobrado al pobre Cuqui por esta joyita de la inutilidad publicitaria.

Eufrasio dijo...

"de la sanidad ambiental a la limpieza étnica hay un sólo paso"
Se fue al reverendísimo carajo Andrade, la verdad es que me dejó totalmente pasmado con esa declkaración...

maresdelsur dijo...

Es interesante la logica de la senora, segun la cual porque ella paga sus impuestos, puede tirar la basura donde y como se le canta. Un ejemplo a seguir ciudadanos uruguayos. Y a todo eso, le da derecho sus impuestos... madre mia...

Cacho_vela_crush dijo...

ta no es por hacer propaganda pero mares, tipo ahora no se precisan mas limpiadores en el uruguay, estoy re apenado que no sepas nada de las nuevas politicas ambientales de limpieza pero bua te dejo un link para que te informes (?)

http://magazinetertulia.blogspot.com/2008/11/esto-es-en-serio.html

benito dijo...

El asunto no es que las gallinas sean más o menos bio-degradables que los chicles o los papeles, o que haya o no basureros que las levanten: el simple asunto es que es una bestialidad que no debería permitirse incluso en ámbitos privados, mucho menos en una playa pública. A mí me da lo mismo que sea en honor a Ogún o a Satán, que lo haga un negro de Barrio Sur o un ario germánico de seguidor de la Nueva Thule; el matar a un animal para adorar a un amigo imaginario es propio de un retraso y una ignorancia absoluta, y el soportar estos despliegues de retraso y sadismo ocultista no tiene nada que ver ni con la tolerancia ni con las libertad religiosa.

Yo, vecino de la Playa Ramírez, me banco la feísima estatua de Iemanjá (que tiene un bonito texto de Jorge Amado, de cualquier forma) que enchufaron en el parquecito que hay entre Jackson y Acevedo, pero no me banco que uno baje a la playa con su hijo y te encuentres una cabeza de carnero en la arena, o una gallina destripada. No, a cagar; hay regulaciones contra la crueldad con los animales y contra los espectáculos obscenos. En mi opinión no sólo habría que prohibir el que dejen esos despojos en la playa, tendrían que meter a Andrade en cana en el momento en que esté matando a un bicho para acumular poder simbólico. A la 5ª y que te saque Iemanjá, ignorante de mierda.

Por otra parte, la mentada fiesta de Iemanjá, bastante agradable en un principio por el espectáculo de la arena iluminada por centenares de velas, se ha convertido en los últimos años en un simple evento comercial, aprovechado por todos los chorros de Montevideo para depredar a cualquier turista iluso que haya tenido la desgracia de pasar por allí.

Pero además, la nota surgió de una carta pública que Andrade le envió a medio mundo prendiendo todo tipo de alarmas acerca de que la IMM quería oprimir su religión y que eso era racismo y bla bla bla... y la IMM, para variar, no iba a hacer un carajo. Lo único que sucedió fue justamente que Alsúa, un pai un poco más evolucionado -un poco nomás, porque tampoco se oponía a los sacrificios, solamente al abandono de los restos- sugirió que tal vez habría que conversar con la IMM acerca de cómo eliminar esos restos y no se produjeran abusos como el de encontrar a tres o cuatro corderos destripados el mismo día en la playa.

Y esta otra mujer salta a gritar "¡racismo!", al mejor estilo de la colectividad judía cuando a alguien se le ocurre criticar las políticas de ocupación de Israel.

Yo soy un firme convencido de que hay tremendo racismo en Uruguay, y que la comunidad que lo sufre más es la negra. Pero que esta pelotuda se dedique a pelear para que el color de piel no influya a la hora de conseguir un trabajo. O para que todos los estereotipos de belleza usados públicamente no sean nórdicos. Pero no para hacer rituales de ignorancia, mugre y sadismo en público.

Robertö dijo...

Yo no soy quien para poner en duda que las gallinas de Andrade son muy sagradas y llenas de mística, pero la imagen que me queda a mí de ver los parques cubiertos de plumas negras y tripas y esqueletos de aves (las batarazas por algún motivo parecen ser las grandes perseguidas), carcomidas por las ratas, las palomas y los gatos, es de gente que no tiene el menor compromiso con el resto de la sociedad. Lo tomo como una falta grave de adaptación y de respeto a los demás. Naturalmente tampoco comparto la idea de "sacrificar" seres por la simple razón de que tienen un menor grado de evolución en su sistema nervioso y la práctic resulte bastante menos monstruosa que si se hicieran un sacrificios humanos como se han hecho en todos los continentes hace siglos. O no tanto tiempo atrás. O actualmente como en el caso de las lapidaciones.

Y ojo que uno de los que la pudrió con los sacrificios fue Jehová, hace ya bastante.

Ama-gi dijo...

Mal lo de esta gente. Más allá de que tengan razón o no. Porque eso no importa. Lo último que importa en nuestra época de los happenings correctos respetuosos de la diversidad es la razón.

Si esta gente quiere ensuciar la ciudad, tendrían que mandar a un periodista a hablar con Cotugno a preguntarle que piensa de este tema. En el caso de que dijera que le parece mal que se ensucie la ciudad Andrade y toda la barra vendría a acusar a los culpables de la inquisición y de las cruzadas de discriminar a los pobres descendientes de esclavos prohibiéndoles que practiquen libremente su religión tolerante.
Entonces Andrade, sin tener razón, ganaría la pulseada, y este post políticamente más o menos correcto o incorrecto, según desde donde se lo mire, sería políticamente incorrectísimo.

Pero no. Andrade salió a dar argumentos que mediante analogías (estúpidas), tienen pretensión de racionalidad. Y quedó como la ridícula que es. Falta de inteligencia política(mente correcta). Eso hoy en dia yo no lo respeto.

Sebastián dijo...

"el simple asunto es que es una bestialidad que no debería permitirse incluso en ámbitos privados" --> no conozco iglesia que no haya cometido y siga cometiendo bestialidades mucho peores, y no solo se permiten en ámbitos privados sino que en muchos casos se alientan desde el entorno público.

Para esta gente vale exactamente lo mismo que para Cotugno: cuando salen a decir disparates en público, cualquier reacción que no sea ignorarlos es hacerles un favor

Brigita dijo...

Todo aquel que sacrifique gallinas u otros animalitos inofensivos merece la pena de muerte.