Website Ribbon Cursos para/lelos: Stonehenge: otro misterio develado

19 diciembre 2008

Stonehenge: otro misterio develado

En la columna de hoy voy a contarles la verdadera historia de Stonehenge, unas ruinas prehistóricas super famosas. Si miran la foto me ahorran unas cuantas explicaciones complicadas.

Como pueden observar, es un círculo de piedras enormes ubicado en el medio de los campos ingleses. Algunas se cayeron. Obviamente, los años no vienen solos.

Como toda cosa prehistórica, y desde tiempos remotos, Stonehenge ha suscitado las más diversas teorías por parte de esos científicos que pasan su vida trabajando con piedras, escombros y huesos: los arqueólogos.

Para algunos era una especie de templo en el cual los antiguos celtas practicaban sus ceremonias religiosas donde adoraban y hacían ofrendas y sacrificios a sus dioses. También tocaban la flauta, emitían sus cantos monocordes, degollaban a sus gallinas, mataban a pedradas a sus ovejas y ahorcaban a sus vírgenes. Es que gracias a los arqueólogos, hoy sabemos que todos los pueblos antiguos hacían esas cosas.

Para otros, en cambio, era un observatorio astronómico, una especie de planetario de la antigüedad que, durante solsticios y equinoccios, congregaba a los astrónomos de todas partes del mundo que miraban los cielos, discutían sus teorías y degollaban a sus vacas para no enojar a sus dioses y comerse un riquísimo asado.

Otros arqueólogos creen que Stonehenge era un cementerio en el cual, durante las noches de luna llena, vagaban los espíritus de los antiguos celtas, que aún rondan. Así que mucho cuidado: si vas a ir Stonehenge tratá de que no sea de noche porque corrés el riesgo de toparte con algún espíritu.

Por otro lado, nunca faltan aquellos que dicen haber visto seres de otros mundos que desde tiempos inmemoriales usan Stonehenge como aeropuerto para estacionar sus naves espaciales.

Desde la literatura, como era de esperar, también se contribuyó enormemente a alimentar la ya nutrida fantasía popular.

Entre los numerosos autores que han dedicado libros a Stonehenge, me viene a la memoria “Forastera” de Diana Gabaldón, una novela cuya protagonista -Claire-, recién finalizada la Segunda Guerra Mundial, va a pasear a Stonehenge durante la tarde previa a un solsticio. Allí sufre una especie de trance, se cae entre las piedras y cuando se despierta, está en la Escocia del siglo XVIII. Por supuesto, como era de esperar, pasa mil peripecias. Mujer sola y con pinta extraña en el siglo XVIII, siempre termina acusada de bruja.

Evidentemente, la historia amerita que en este punto entre en escena un gallardo y brioso caballero, un escocés de las Highlands que la rescata de las llamas de la hoguera y cambia su suerte para siempre. Escapan juntos e increíblemente se enamoran, se casan y viven felices y comen perdices. Por desgracia, la dicha no dura para siempre porque Claire, nacida y criada en pleno siglo XX, se muere del aburrimiento en el siglo XVIII. Así que decide retornar a su siglo nativo, donde la esperaban su tele, su lavarropas, su mucama y su esposo inglés. ¿No conté ese detalle? Antes de que digan nada, como no hay ley que impida tener un marido en el siglo XVIII y otro en el siglo XX, Claire no puede ser acusada de bigamia.

La historia se complica un poco más. Resulta que Claire estaba embarazada, pero no de su marido inglés sino del escocés. Así que ni lerda ni perezosa, le encaja el bebé al inglés y viven felices hasta que Claire decide volver al siglo XVIII vía Stonehenge, en busca de su otro gran amor. Es así que se reencuentra con su otro marido, que había pasado todos estos años buscándola, y viven felices. Claire se aburre de nuevo, se vuelve, se aburre una vez más y así va y viene por el tiempo durante cinco libros. Al parecer no hay ningún indicio de que esta apasionante historia haya concluido.

Es así que en las noches de solsticio o equinoccio, en Stonehenge deambulan buscadores de espíritus de antiguos celtas, buscadores de extraterrestres, viajeros del tiempo, espíritus de antiguos celtas, extraterrestres y escritores de best-sellers.

Lamentablemente para todos ellos, los días felices llegaron a su fin. Hoy hay pruebas irrefutables de que Stonehenge no es un cementerio ni una máquina del tiempo. Hoy, casi en el año 2009, sabemos a ciencia cierta que Stonehenge era un SPA.

Como se sabe, los científicos son gente aburrida y también fea. Es por esta razón que siempre se imaginaron a los antiguos celtas a su imagen y semejanza: unos cavernícolas ignorantes y aburridos. De ahí que les atribuyan esas mismas costumbres espantosas que les atribuyen a todos los pueblos antiguos: adorar dioses, sacrificar vacas, degollar vírgenes, etcétera.

¿A quién se le puede pasar por la cabeza que en la antigüedad no existían los spa? Evidentemente a un arqueólogo. Alguien que se pasa la vida hurgando piedras, buscando huesos y durmiendo con momias. Tienen la piel arruinada. ¿Y saben por qué? Porque no usan cremas.

Por suerte, siempre hay excepciones. De lo contrario, no sé que sería de la humanidad. He aquí un par de científicos inteligentes, gente que estudió durante toda su vida y a la cual se le pagan fortunas para descubrir de dónde venimos y hacia dónde vamos, que nos dicen que 20 siglos antes de Cristo las chicas hacían lo mismo de siempre: tomar sol en Stonehenge durante los solsticios, hacerse masajes de barro en los equinoccios y cenar comidas típicas celtas.

Después de todo, en todas las épocas hay visionarios. Gente que sabe ver las oportunidades y aprovecharlas. Los antiguos también se divertían, ergo, vino un inversor compró unas piedras, unos cuantos esclavos, un látigo y listo. Así se hizo Stonehenge, un spa bien marketinero, donde las chicas se podían divertir mientras esperaban que sus esposos volvieran de la guerra. Es tan obvio.

33 comentarios:

Walter Hego dijo...

Che, Candela tenés los folletines atrasadazos, vo: Stonehenge no existe más. Se derrumbó hace veintiocho años, gracias a la familia Griswald. ¿No viste European vacation?

Walter Hego dijo...

FE DE ERRATAS: En mi comentario anterior, donde se lee "Che, Candela tenés (...)", debe leerse "Che, Candela, tenés (...)".

¿Minucioso yo? Naaa, te parece a vos.

Candelaria dijo...

y?

Walter Hego dijo...

Candela: ¿Cómo "y?"?* Y eso, nomás.


* Podría agregar, además, lo siguiente: ¿Cómo "y?"? Querrás decir "¿Y?".

Podría, repito, pero me abstengo.

el método científico dijo...

pero por supuesto, what is called taste, is only another name for fact, ya lo dijo un gentleman. cada día y no me canso de repetirlo.

estoy orgullosa de ser occidental.

Candelaria dijo...

?

Cacho_vela_crush dijo...

comentaristas eran los de antes (?)

Anónimo dijo...

Buenas noches
No se si sea éste el mejor sitio en el que dejar opiniones, ya que es tan incomensurable la estupidez de cierta gente que "los arroja" aquí tan impunemente que estoy pensándome qué ocurrirá una vez que "esos" lean la que estoy pensando dejar.
En primer lugar debo decir a Candelaria que Stonehenge no es ninguna ruina prehistórica sino una suerte de monumento neolítico datado en la Edad del Bronce.
El terreno circular del conjunto, lo más antiguo de todo el monumento, se calcula fue asentado alrededor del 3100 a.C.; es un anillo de arena "no local", cuya procedencia se estudia actualmente para determinar, sobre todo, su razón de ser trasladada al lugar donde mucho más tarde se comenzó a erigir el extraordinario complejo de megalitos; el resto de círculos concéntricos acabó de levantarse en torno a 2000 a. C.
Puestos a imaginar... un arqueólogo (o cualquier hijo de vecino) podría llegar a la locura intentando dilucidar un fin inteligible para tanta piedra puesta de pie -o acostada sobre otras-, esperando, como mínimo, que pareciese razonable a nuestro discernimiento tan "a la última".
Afortunadamente, estas joyas de nuestros ancestros tienen mucho más que "decirnos" sobre ellos y sobre nosotros, que ninguno de nosotros pudiera decir de nosotros y de ellos sin antes haber viajado hacia atrás, con la razón y el afán de Conocimiento, desde la Historia actual, unos cuatro o cinco mil años.
Dice usted que los científicos somos aburridos...
Para un científico no existe nada en este Universo que pueda catalogarse como aburrido, incluidas ciertas personas vacías, holgazanas, snobs, petulantes, pretenciosas, y frustradas.
Para una científica y un científico todo destila "Saber", y aunque también entre nosotros los hay más o menos... (introducir el adjetivo que se quiera...), un número muy alto goza del privilegio de la honestidad, del espíritu de sacrificio, de la capacidad de admiración y creación, y de infinitas sencillas virtudes que nacen al calor del esfuerzo, la perseverancia, y el amor a la grandeza de lo indinitamente pequeño.
Desconozco el origen de su comentario, Señora o Señorita Candelaria, pero es una verdadera pena que le haya servido de modelo para emitir sus opiniones carentes de alguna gracia, y las de sus lectores, tan inconsistentes, tan vacías y farfulleras.
Dedíquense Uds. -la mayoría- a utilizar sus mentes en algo menos grosero.
Una científica

æclipse µattaru dijo...

Quiero destacar la habilidad narrativa de Candelaria, que supo llevarme hábilmente hasta el final preguntándome adónde carajo iría a parar con todo esto; no como el imbécil de La Nación que quema el remate en el título. A ése habría que sacrificarlo, y nos ahorramos una valiosa vaca.

æclipse µattaru dijo...

La científica anónima ovárica ésa pierde toda potestad para corregir nada a nadie a partir del momento que dice "una suerte". Cuando uno dice "una suerte" es porque se está atajando, sabiendo que lo que va a decir a continuación es un bolazo sin sustento ninguno.

A vos sí que te vendría bien un fin de semana en el spa de estonénll. Perra.

Walter Hego dijo...

Señora científica: Dice usted que "Stonehenge no es ninguna ruina prehistórica", y agrega que es "una suerte de monumento neolítico datado en la Edad del Bronce".

Puedo estar equivocado, claro, pero tenía entendido que la Edad del Bronce era la subdivisión más antigua de la Edad de los Metales, y que ésta era la etapa más reciente de la prehistoria.

Anónimo dijo...

Prehistoria
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

Dibujo que representa a un Homo sapiens cazador.El término prehistoria (del griego προ = «antes de» e ιστορία = «historia») designa el periodo de tiempo transcurrido desde la aparición del primer ser humano hasta la invención de la escritura, hace más de 5.000 años o, según otros autores, la aparición del estado. — Es importante señalar que según las nuevas interpretaciones de la ciencia histórica, la prehistoria es un término carente de real significancia en el sentido que fue entendido por generaciones. Si se considera a la Historia, tomando la definición de Marc Bloch, como el acontecer humano en el tiempo, todo es Historia existiendo el ser humano, y la prehistoria podría, forzadamente, sólo entenderse como el estudio de la vida de los seres antes de la aparición del primer homínido en la tierra— .

Desde el punto de vista cronológico, sus límites están lejos de ser claros, pues ni la aparición del ser humano ni la invención de la escritura tienen lugar al mismo tiempo en todas las zonas del planeta.

Por otra parte, hay quienes defienden una definición de esta fase o, al menos, su separación de la Historia Antigua, en virtud de criterios económicos y sociales en lugar de cronológicos, pues éstos son más particularizadores (es decir, más ideográficos) y aquéllos, más generalizadores y por tanto, más susceptibles de proporcionar una visión científica.

En ese sentido, el fin de la Prehistoria y el inicio de la Historia lo marcaría una estructuración creciente de la sociedad (modificación del hábitat, aglomeración, socialización avanzada, jerarquización, poder administrativo, economía avanzada, moneda, intercambios comerciales —especialmente los de larga distancia—, etc.)

Candelaria dijo...

Querida, varios comentarios me inspiran tus cuestionamientos. Primero que nada, desconocés el origen de mi comentario pero no dejás de atribuirle todo tipo de intenciones, basándote pura y exclusivamente en prejuicios. Es muy poco científico de tu parte.

Segundo, si yo digo que Stonehene es "una suerte de monumento neolítico datado en la Edad del Bronce", mi público abriría la boca y diría "¿¿¿¿¿¿Qué quééééé???????" y se iría a leer algo que verdaderamente esté a su nivel porque el ciudadano común y la mayoría de los periodistas no tenemos la menor idea de lo que es "neolítico" o "Edad de Bronce". Salvo por "a suerte de", que como bien te dijo mi estimado amigo Eclipse es muy poco científico, lo demás no se entiende nada. Y te aclaro que yo me debo a mi público.

Tercero, tanta ciencia y terminás recurriendo a la definición de wikipedia... será porque no conocés ningún Journal of Archaeology o cualquier otra fuente de rigor científico...

Cuarto, es muy soberbio de tu parte atribuir las críticas a nuestra ignorancia. Si te creés que sos parte de una élite superior que cree dueña del Conocimiento y con derecho a cuestionar las opiniones de quienes vos y tu tribu consideran que no son "científicos", estás equivocadísima. Hoy todos opinamos lo que se nos antoja y no van a venir ni vos, ni tus otros amigos aburridos a decirnos que estamos equivocados porque no tenemos título como uds.

Quinto, sos aburrida.

Walter Hego dijo...

Rectifico: debí decir que la Edad del Bronce es, de las tres en que se divide la de los metales, la intermedia, no la más antigua. De todos modos y salvo que esté meando a varias leguas de la bacinilla, sigue siendo parte de la prehistoria, que es a lo que iba.

gepetto dijo...

miau

Cacho_vela_crush dijo...

desgraciadamente asi se trata a los científicos en uruguay, o son intendentes y se los coge adeom o les gana la pulseada candelaria

Anónimo dijo...

"Querida" Candelaria:
Veo que desconoces un poco acerca de los usos de la lengua con la que quieres hacerte "entender"...
Se utiliza la palabra "suerte" cuando es compleja y no absoluta y tajantemente definible una catalogación del objeto de nuestro estudio.
Es una palabra muy versátil con la que nos manejamos cuando estamos en la senda del acierto, pero aún no en el punto álgido que comprendemos como ya de difícil discusión.
Toda aseveración histórica es siempre "puesta en cuarentena" hasta que llega alguien que plantea una versión que, a juicio de una mayoría muy autorizada resulte más aceptable, y todos volvemos nuestros ojos a esa nueva investicgación, y la seguimos (o continuamos) como sabuesos para quedar interna y mentalmente más tranquilos en la búsqueda de "la verdad más próxima".
No somos demasiado obedientes los científicos, ni nos complacemos con la empírica ajena; ésta nos sirve de acicate para viajar en tropel al fondo de las cuestiones, y es así como vamos desvelando, unos más, y otros mucho más, las capas de desconocimiento de lo que fue el pasado del mundo donde estamos.
Hace alrededor de 4500 años Roma llega a lo que actualmente es Gran Bretaña, y se presupone la fascinación ante monumentos de desconocido origen y significación, como es el caso de Stonehenge.
Podemos asegurar que algo tan extraordinario despertó no únicamnete curiosidad, sino sentimientos de encontrarse ante algo sagrado, lo que motivó a sus sacerdotes, a sus hombres estudiosos y cultos, y al propio emperador, a tomar la decisión de reconstruirlo, é incluso utilizarlo para la honra de los propios dioses de Roma.
Esa es la Roma que lleva a Stonehenge su cultura y sus conocimientos, pero que, a su vez, recoge todo lo que puede del extraordinario conocimiento de aquellos nativos, no tan salvajes ni tan brutos como pudiera imaginarse.
Roma aprende de esas gentes la ciencia natural aplicada en la medicina, en el conocimiento de la conducta de la naturaleza del lugar, en pronosticar las precipitaciones de agua y nieve, en cuando helará y cuando acabarán los períodos de reposo de la vegetación y comenzará la erupción de la vitalidad de la tierra.
Pueblos tan sabios no pueden ser considerados prehistóricos por el hecho de que nosotros no hayamos encontrado aún una escritura que nos convenza de que era tal, y no representaciones o ideogramas de ideas inconexas.
Esas representaciones existen, pero todavía no nos hemos atrevido a calificarlas porque no las hemos podido ""traducir é interpretar"" absolutamente. Lo que sí nos queda claro es que Stonehenge es un fenómeno que entremezcla varios períodos de tiempo, durante los cuales "crece", habiendo llegado a demostrarnos que sus gentes eran cultas y extraordinarias.
Entre nosotros está bien claro que no es Prehistoria, en la cual podría quedar catalogada casi tan sólo la fundación del arenal que la rodea; lo demás es la sucesión de creaciones sumamente inteligentes desde el punto de vista astronómico y bastantes, o muchas, relaciones más.
Ser científico no implica sufrir de cuadrícula mental; la mayoría somos profundamente discutidores y difícilmente aburridos. Vivimos como todo el mundo, tenemos esperanzas, ilusiones, una vida familiar, unoos valores humanos, religiosos y sociales bastante más que aceptables, nos enamoramos, tenemos hijos, llegamos a ser abuelos con la misma alegría que podríais llegar todos vosotros, y nos morimos como cualquera del resto de los mortales, y por las mismas causas.
Aburridas son las mentes de personas ociosas que hablan pamplinas. Nosotros no solemos tener tiempo excesivo para ocios.
Feliz Navidad para todos, a pesar de lo que sea.
¡Ahhh!!! Olvidaba decir que muchísimas de las páginas y correcciones de otras páginas de Wikipedia son obra de ilustres compañeros y colegas míos, a quienes admiro ptofundamente.
"Una" Científica

Candelaria dijo...

Lo que no me queda claro, científica, es por qué con toda esa arenga a favor de los antiguos celtas, terminás asimilando la prehistoria a la ignorancia:
"Pueblos tan sabios no pueden ser considerados prehistóricos"

Una científica debería saber que la definición de prehistoria sólo hace referencia a una época, pero no tiene absolutamente ninguna connotación sobre la sabiduría de los individuos y los pueblos de la época.

Sos un poco contradictoria para ser científica. Poco rigor científico y tremenda arenga, yo diría que, más que científica, parecés una charlatana de feria.

æclipse µattaru dijo...

Se ve que en la Facultad de Ciencias Pedorras & Grandilocuencia Insoportable no les enseñan cómo recortar y pegar textos de la inverneits, porque en la cita de Wikipedia se le coló el pie de una imagen que, ausente la misma, queda un poco como desubicado, criaturita de dió.

Podría pensar que no se dió cuenta, pero eso implicaría que no lee sus propios comentarios antes de subirlos, lo cual implicaría una falta de rigor horripilante. Prefiero creer que es medio imbécil, nomás.

Sebastián dijo...

pamplinas... que buena palabra, casi que me dan ganas de no atacar todas las otras boludces que dijiste sólo por usar ese estupendo término perdido en los tiempos de nuestros abuelos.
Ahora bien,
"Pueblos tan sabios no pueden ser considerados prehistóricos" --> ta, lástima que están perfectamente incluidos en la definición de prehistoria que vos misma citaste. Y qué tan sabios eran, es dicutible. A mí me suenan que no eran más inteligente que el charrúa promedio, aunque puede que sí fueran más inteligentes que el arqueólogo promedio, ese que se hace llamar científico porque elabora fantásticas teorías sobre cómo podría haberse usado un círculo de mehhires levantado por algún ancestro de Obelix.

Y me gustaría saber a qué llamás valores humanos, religiosos y sociales "aceptables", aunque ya partiendo de la base de que sos capaz de diferenciar los humanos de los otros dudo mucho de que tu criterio sea de fiar.

Feliz vida para todos. La navidad me la paso por los huevos

Anónimo dijo...

"Querida" Candelaria...
Compruebo una vez más tu grosería, y tu ignorancia.
Pero siempre es buena edad para aprender y corregir, o corregirse...
En primer lugar corrijo tu mal uso de la palabra "ARENGA", que es, en todo caso, TU actitud y maneras al protestar como gato panza arriba por lo que yo he venido afirmando.
Segundo:
La Prehistoria, como todo período de la Tierra, y lo que en ella habita, evoluciona de manera diferente según el lugar del planeta.
En la escuela Primaria y Secundaria se generalizan esos períodos en tramos de tiempo más largos, para faciltar al alumno el aprendizaje y conocimiento general de la vida humana en todos los asentamientos donde se manifestó; en los estudios de grado superior se estrechan esos períodos con más precisión para un análisis mucho más concreto y exhaustivo, y se delimitan localmente debido a que, por ejemplo en el tratamiento de la evolución de las sociedades humanas, los acontecimientos que marcan el progreso o la desaparición de esos grupos sociales ocurren, en muchos casos, con gran diferencia de tiempo en unos lugares y otros donde nuestros antepasados habitaron.
No todas las "prehistorias" evolucionaron hacia lo que llamamos Historia; sencillamente desaparecieron por múltiples motivos. Asimismo hay aún grupos sociales en algunos puntos del planeta que "permanecen" en la Prehistoria.
Sin ir demasiado lejos, a principios del siglo XX vivían en el sur de América del Sur grupos humanos dentro de esas características, que ni siquiera utilizaban ninguna forma de representación escrita de su lengua.
Si mal no recuerdas, es precisamente la escritura lo que separa aquellas culturas prehistóricas de su posterior Historia, pero para la Ciencia esa generalización no cuenta a la fecha con demasiada aprobación. Para nosotros el paso de una cultura de Prehistoria a Historia lo determinan factores de estructura social jerarquizada y ordenada, de distribución de la actividad humana y territorial en pro de la subsistencia del grupo, con valores de tipo moral y religioso, donde la vida de sus individuos es vital para la supervivencia de toda la comunidad.
No todos los grupos humanos que vivieron en estas condiciones contaba con una lengua escrita; muchos de ellos transmitían su cultura de forma oral, como aún continuamos haciendo los actuales humanos en estos tiempos de conquistas espaciales.
Y Stonehenge no fue construido por los celtas, aunque más tarde lo utilizaran para propósitos que el vulgo diseminó como prácticas de sacrificios y adoración de sus deidades; sin embargo hoy seguimos trabajando con la hipótesis de Gerald Hawkins y Fred Hoyle, cuya tesis afirma que fue un centro para el estudio de fenómenos astronómicos, cosa que seguimos estudiando y comprobando con matemáticos, físicos y astrónomos de todo el mundo, aunque no en todo el conjunto megalítico, edificado a lo largo de varios milenios y por más de una sociedad humana.
Los primeros en contruir la parte central del conjunto estudiaron el cielo y los movimientos y cambios en la Tierra demarcando períodos con la colocación de las piedras que todos conocemos, y el anillo de los "agujeros de Aubrey" marca ciclos de eclipses de la Luna programados a largo plazo.
Y hay más cosas que estamos calculando que nos están dejando atónitos, porque, en el caso de no haber utilizado escritura ni sistemas numéricos (algo que no podemos todavía jurar), ni rudimentos matemáticos como sabemos utilizaron otras sociedades primitivas que también vivieron en la Prehistoria, su inteligencia debió ser de un grado que ni siquiera la mayoría de la humanidad de nuestro tiempo utilizaría.
Me temo que tú y algunos de tus incondicionales acólitos estáis demostrando escasa inteligencia y ninguna educación, de ahí la soberbia con la que os manifestáis y discrepáis de quienes opinan sobre sucesos y cosas que os parecen ridículas porque ignoráis todo sobre ellas, y que a diferencia de vosotros contemplan el mundo con apertura de mente, sencillez, y desde luego, mucha más nobleza que vosotros; que tú, por ejemplo, que en tu "perfil" confiesas (seguramente presumes de ello) tener un trabajo porque te "lo consiguió papá".
Para estar oficiando de periodista careces del menor sentido de la deontología que sería deseable esperar de una profesional auténtica, no la chulería y ordinariez con la que pretendes "ganarme la pulseada", como bien dice Cacho Vela Crush. Realmente es lo que pretendes, y yo no te he desafiado ni de lejos a tamaña mentecatez. Entré a este blog atraída por un encabezamiento que dice 'Sobre algunas cosas inexplicables, cosas raras', una interesante mirada sobre la vida de Leslie Lemke y su extraña experiencia vital, y seguí leyendo todo lo que ahí escribe esa persona, luego tan vilipendiada por los comentarios de personas tremendamente maleducadas é indecorosas. De ahí pasé a visitar este apartado donde "Candelaria Opina", y sintiéndome tocada en mi territorio profesional quise decir lo que dije y tan atravesadamente recibísteis, especialmente tú (tocada y hundida).
Como dije en mi primera entrada, "este no es el mejor lugar para dejar mi comentario". Y a modo de última despedida, y conciliando mi opinión con la de Cacho Vela Crush, "así les va a los científicos" en el querido, entrañable y maravilloso "paisito" que es Uruguay, y así le va al resto de su pueblo.
Alguien deberá cambiar.
Como ya dije, Feliz Navidad... para la gente de buena voluntad.
Adiós, y que os vaya mucho mejor a todos.
"Una" Científica

Candelaria dijo...

No puedo aceptar bajo ningún concepto que me discrimines socialmente. El ser científica no te da ningún derecho a cuestionar las formas de conseguir trabajo de los demás. Yo no tengo la culpa de que en tu familia sean unos don nadie que no tienen amistad con gente poderosa. Yo no tengo la culpa de que hayas tenido que estudiar una carrera tan aburrida para ganarte la vida, ni tampoco de que tengas un trabajo tan aburrido. Te podés ir con tu "sencillez" a otra parte, que ni a mi ni a mis lectores nos interesan. Y no olvides llevarte tu vulgaridad y poca clase.

Feliz Navidad a todos y nos vemos en misa. Y no se vayan a olvidar de bañarse y ponerse ropa fashion.

Cacho_vela_crush dijo...

se están colgando de mis tetas

Cande dijo...

Tenés tetas, Cacho??????

Cacho_vela_crush dijo...

es una suerte de metásfora

Carlos dijo...

Candelaria: creo que es hora de ir al spa, mihijita, la científica te dejó hecha blosa..

Diego Suárez del Corral dijo...

He leido muchas cosas en mi vida, incluido muchisimos bagallos. Y tengo que decir que de todos los bagallos literarios que recuerdo este de "Forastera" se lleva todos los premios.

¿Una minita que viaja en el tiempo, se enamora de un primo de Christopher Lambert, se casa, vuelve al futuro, vuelve con su marido, y despues va y viene varias veces forjando una nueva vida con sus amores cada vez? ¡Por favor!

Pagaria oro por viajar en el tiempo, hacerme amigo de la autora y escucharla hablar de esta trama mientras la estaba inventando.

Cande dijo...

hecha bolsa? quien? la boba esa? ja, no me hagas reir. te paga para que la defiendas?

ladyMirinda dijo...

qué comentarios más largos los de la científica...debería tener su propio blog....es bastante interesante lo que plantea, pero en todo caso no creo que sea el lugar....exageró un poco.

ENIGMAS dijo...

Interesante tema, y sobre todo el nuevo punto de vista.

Tengo un blog que trata estos temas, quizás les interese. Ya sea para su lista de "Otros Blogs" o simplemente para darle una mirada.

agentequis.blogspot.com

Anónimo dijo...

Daniela, la prehistoria significa antes de la historia. O sea, quiere decir que es algo que ocurrió antes de que el ser humano escribiera, dibujara, antes de que se tengan registros de leguaje.

Yo pregunto entonces, cómo vas a decir que es prehistórico si en realidad es posterior.

Tanta crítica a los medios y resulta que tu cometes errores tan tontos como los periodistas. Espero tu respuesta. Un periodista de EL PAÍS te paso mi mail por las dudas notas@elpais.com.uy

Daniela Couto dijo...

Aceptaría la observación si la nota hubiera sido escrita por mí. Como no es el caso, sería conveniente que te dirigieras a la persona que la escribió. Saludos, notas.

Candelaria dijo...

Yo no acepto la observación. A mi ningún anónimo, y menos uno con pretenciones de científico, me va a venir a dar clases.