Website Ribbon Cursos para/lelos: El circo de Fernandito

09 julio 2009

El circo de Fernandito

Retrato de un comunicador
Por Juan Manuel Chaves
Publicado en Sala de Redacción, portal de la Licenciatura en Comunicación de la Universidad de la República.

La comunicación te da sorpresas. El 4º Encuentro de Jóvenes Comunicadores, que tuvo lugar en Trinidad el pasado 4 y 5 de julio, fue concebido para que los periodistas y estudiantes compartan sus impresiones sobre la labor y la responsabilidad del comunicador. Esta fue la base del evento y así se desarrolló.

Pero la consigna, al parecer, no fue bien entendida por todos los panelistas. El sábado a la tarde el informativista Fernando Vilar, de Canal 4, desarrolló su presentación. Nadie esperaba algo distinto a la línea que se venía exponiendo.

Llegó dos horas más tarde de lo previsto. De todas formas, la Organización pudo modificar el orden de presentaciones para que Vilar tuviera su espacio. De alguna manera, la deferencia obedecía a la figura de Vilar, uno de los informativistas más reconocidos de la TV. En 2008, además de presentar las noticias del informativo central de Canal 4, fue designado jefe del informativo. Pero Vilar no aquilató el gesto. Estaba indignado, al parecer porque debió esperar para realizar su ponencia; la modificación en el orden de oradores lo llevó a tener que demorar su exposición. No era sólo eso lo que lo alteraba: parecía intuir lo que iba a venir.

Se presentó como “conductor de un programa de entretenimientos”, lo que despertó la sorpresa de todo el auditorio. Su exposición fue más bien un alegato ante las críticas que recibe por el informativo. Nadie lo había atacado aún, pero él ya se estaba defendiendo. Su programa es cuestionado principlamente por el perfil que le da a las noticias, sobre todo a las policiales. “Acusan al informativo de amarillista, pero no lo es”, sostuvo el orador.

Expresó que “hay programas muy buenos en Televisión Nacional, pero los ven 15 mil personas. Mi programa lo miran 300 mil, por lo que tan malo no debe ser”. Para Vilar lo único que importa es mostrar lo que a la gente le gusta; en ese enfoque “todo vale”.

Las caras de asombro dominaban la sala, muchos comenzaban a murmurar. Vilar prefirió provocar al auditorio: afirmó que todo (en televisión) lo hace por la plata y “si algo vende, vá”. El público reaccionó: un señor sentado en primera fila se levantó y atacó verbalmente. Vilar respondió en forma despectiva: “No sé si mi programa es bueno, a mi me miran 300 mil personas”. Con esa afirmación Vilar intentó cerrar su presentación. El moderador del evento propuso una instancia para las preguntas. El “conductor del programa de entretenimientos” aceptó a desgano.

- “¿Por qué pone música en las noticias policiales?”, preguntó un joven participante.

- “La musiquita gusta, entonces se queda”, respondió Vilar.

- “¿Considera que el periodismo se debe hacer sólo por lo que a la gente le gusta, sin importar lo que se muestra?”, consultó otro estudiante.

A lo que Fernado Vilar respondió: “Un circo está para hacer plata, mi programa hace lo mismo”.

- “Entonces ¿el periodismo es un circo?”, repreguntó el joven.

- “No. ¡Me estás haciendo enojar! Por favor, sólo voy a contestar preguntas interesantes”.

Esta afirmación, en lugar de desmotivar a los jóvenes a preguntar, los entusiasmó. Varias manos se levantaron, todos querían conocer en profundidad el sentido de la labor periodística que concebía Vilar.

“Voy a contestar sólo dos preguntas más porque mañana tengo que levantarme a las nueve para hacer el informativo” afirmó Vilar. El público repudió esta situación y comenzó a retirarse del salón masivamente. Era una forma de rechazo al contenido de sus palabras, a la forma en las que las dijo y por rehusarse a responder más preguntas. Fernando Vilar hizo lo mismo, se levantó y se retiró velozmente. Los organizadores ni siquiera pudieron entregarle una estatuilla y un obsequio que tenían previsto.

Nadie lo podía creer. Ni los periodistas presentes ni los estudiantes.

Miguel Nogueira, conductor de "Buscadores", era el próximo orador. Se disculpó, dijo no poder realizar su ponencia en ese ambiente. No llegaba a comprender la actitud de su colega y temía que que sus emociones lo traicionaran.

Los comentarios impregnaron la segunda jornada de "Comunicarte".

14 comentarios:

Juan dijo...

Hace unas semanas escuchaba hablar a uno de los organizadores de Comunicarte y, la verdad, me dio vergüenza ajena.
Según decía, los 'periodistas a los que más jugo se les puede sacar' en una instancia de esas características, son tipos como Vilar o Aureliano Folle. De alguna manera sujetos de esa talla son 'referentes' para un porcentaje importante de quienes trabajan como periodistas en el interior del país (y de muchas más lo es 'la Yisela Moreira'), lo que en parte sirve para entender (para quien no tenga una idea aproximada) cuál es el nivel medio del periodismo 'chacarero'. Tipos como Rody Silva, me animaría a afirmar, los hay desde Rocha hasta Artigas. Abundan.
En fin: si Comunicarte entiende que un panel así es el que da jugo (bue... en cierto modo este post demuestra que para algo sirvió), no tiene por qué llamar la atención que el informativo que conduce Vilar haga lo que hace todos los días.
Es patético el chancho, pero más patético debe ser el que le rasca el lomo.
El año pasado las estrellas eran el Toto Da Silveira y "J.C.", además del pripio Vilar, Nano Folle y su símil de La Tele. ¿Esperaban otra cosa? Con seguridad Gorzy debe haber estado también.

Pese a todo debo reconocer que yo, que soy de los que se vanaglorian de no pasársele ni por asomo la posibilidad de pensar asistir a una instancia así, siento ahora que me perdí de un espectáculo fenomenal, según lo que describe el post. Es que el morbo atrae; eso no se lo podemos negar a Vilar.

JuanFda

Daniela Couto dijo...

Es justamente en circunstancias así donde más suelen ocurrir esta clase de situaciones. Parecería que algunos personajes públicos consideran que estos eventos no tendrán demasiada repercusión -más si suceden en el interior del país-, y dicen lo que jamás se les ocurriría declarar ante un medio de prensa, aun cuando como en este caso, el público esté compuesto únicamente por estudiantes de periodismo, lo que revela un alto grado de soberbia (y) estupidez.

No es la primera vez que pasa y espero de todo corazón que siga sucediendo. Primero porque es divertidísimo y segundo, porque es una enseñanza más que necesaria para aquellos que creen que hacer periodismo es poner caritas de circunstancia y opinar sobre lo que nadie le pregunta cuando terminan de emitir una nota.

Matías dijo...

Todavía estoy con la boca abierta. No puedo creer que esto sea real... ¡por dios que haya algún video!, jajaja, tragicómico.

El tipo gana alrededor (o más) de $100.000 por mes, qué querés, poco le importa lo que digan de él.

AutoBomba dijo...

tendré que hacer pronto lo que andaba planeando, dani. esto del centro montecarlo de noticias es como una iglesia evangelista trucha, pero con efectos mucho peores. y sale muchísimo más cara

Mauro dijo...

Es raro. El tipo no estaría atacando a la directiva del canal? porque convengamos que por más que sea el director de telenoche, no es el que tiene la última palabra.
Capáz que quizo marcar eso y no le salió. Me parece que el tipo está muy raro, en la internas bardeó mal a un par de movileros en vivo.
No sé, no creo que sea tan imbécil.

Daniela Couto dijo...

Mauro: si Vilar hubiese querido remarcar eso, tranquilamente podría haberse lavado las manos con algún argumento boludo pero en todo momento eligió defender (y justificar) la línea sensacionalista del noticiero; sólo le faltó mencionar la mierda y los millones de moscas.
En los noticieros de Canal 4 no hay grises: si te quedás es porque de alguna manera justificás lo que se hace y si no te gusta, te vas, como hicieron varios en los últimos tiempos.

Además, esta postura de Vilar no es nada nueva. En una entrevista de 2007, ya decía cosas parecidas, aunque con un poco más de cancha:

"Es decir, yo quiero que el noticiero de canal 4 sea el más visto de los tres. Y me va a alegrar mucho saber que a los noticieros de la competencia no los ve nadie."

"Siento que estoy muy cómodo en el noticiero que hago. Discrepo, como podría discrepar contigo o con cualquiera, sobre la manera de dar algunas noticias, de presentarlas, y hasta sobre si es noticia o no, es un tema de criterios. Ahora con la nueva dirección del informativo algunos criterios de los que se usaban antes cambiaron. Pero los buenos profesionales tenemos que saber adaptarnos a las directivas, el buen jugador de fútbol juega con cualquier técnico. Yo siento que me queda muy cómodo el informativo, y que una vez que se prende la lucecita soy yo. No me interesa en qué informativo trabajo, soy yo"

"A veces no estoy muy de acuerdo con algunos criterios, pero eso es de toda la vida. No le daría nunca, o casi nunca, demasiado espacio a las personas que hablan, sean dirigentes sindicales, políticos, deportistas, ministros, empresarios. La gente hablando aburre, como criterio en televisión"

Mauro dijo...

De acuerdo. Entonces sí debe ser tan imbécil.

benito dijo...

Nunca me imaginé siquiera que este tipo tuviera personalidad de algún tipo (desagradable, canchera, interesante, lo que fuera, pero una personalidad), ya que hasta ahora ha trabajado de locutor visual neutro, y si trabaja o tiene algún tipo de relevancia en la manufactura de su abominable desinformativo, realmente no se le nota.

Viene al caso de que sea justamente Vilar el que haga este tipo de pelotudeces arrogantes, porque es él justamente el que conduce el noticiero principal culpable de una de las mayores atrocidades periodísticas que yo recuerde. Me refiero a la crucifixión pública de una familia pobre, cuando acusaron a un padre, a un tío y una madre de haber violado a su hija bebé hasta matarla sólo porque la conchuda ignorante de una médica -que espero que haya sido despedida y que se pase el resto de su vida cambiandole los pañales a ancianos con disentería- se confunidó pomada de paspaduras con semen. Ese noticiero, que escrachó sin el menor derecho legal a toda la familia (lo cual produjo, entre otras cosas, que les desvalijaran el rancho), que -estoy seguro- le tiró unos mangos a los policías -que se quedaron con la camioneta quieta mientras Almendras interrogaba a los pobres diablos- y que no pidió siquiera la menor disculpa. Es decir, ese noticiero de mierda que debería haber recibido una declaración de repudio de parte del inoperante gremio de APU, o al menos de los demás medios por separado, porque es realmente jodido saberse "colega" de animales carroñeros así.

No es que alguna vez haya sido admirable, pero creo que el estado actual de cero autocrítica -y al mismo tiempo cero solidaridad real- del periodismo es realmente alarmante y si los lambeguascas de APU sirvieran para algo deberían promover jornadas de discusión al respecto. ¿Cómo puede ser que un palurdo arrogante y mesiánico como Mujica le meta el peso a un pendejo que le hace una pregunta lógica y educada en una ronda de prensa y ningún colega, tome la posta y lo cuestione al respecto, sin miedo a que el viejito ingenioso no le tire más frases matadoras? ¿Cómo puede ser que ese mismo personaje diga públicamente que el periodismo es "leer unos papelitos" y que ningún egresado de la ORT, Católica o la UDELAR en comunicaciones le diga, "ah, porque vos sí que trillaste universidades, diletante de mierda"? ¿Cómo puede ser -perdón que se siempre el mismo ejemplo, pero resulta que a la vez es el político de mayor exposición mediática (lejos, vean la gráfica de 180.com.uy)- se jacte de haber tirado "carne podrida" a la prensa, considerándolo algo normal para que le den (más) pelota, y no haya una declaración de repudio?

Porque vale la pena recordar que -en realidad no lo hizo porque los datos sobre Grenno son conocidos y auténticos, y este ignorante usó mal la expresión- tirar "carne podrida" a un periodista es engañarlo off the record con un dato falso para hacer una operación mediática, ya sea contra un adversario o contra el propio medio que publica eso. La "carne podrida" es uno de los principales miedos de cualquier periodista que se precie, y de pronto aparece un energúmeno diciendo que lo hizo para conseguir diez minutos más de aire. Es como que alguien te diga que le metió anfetaminas a la coca-cola de una fiesta infantil para animarla. Y la reacción de los medios fue como si los payasos de esa fiesta hubieran ido a aplaudir al gracioso.

No, está todo muy mal. Es hora de hacer verdadero "peridismo de periodistas".

EmilioMarMura dijo...

El tema es que parece que algún neurasténico a causa de los placeres solitarios se le ocurrió razonar en algún momento que el periodismo no es tema abordable para el periodismo, y a partir de esa proclamación comenzó a suceder que al primero que se le cruza por la cabeza plantearse apenas algunas interrogantes vagas, ya lo convierten en paria.
Saquemos una sola mano del bolsillo para contar con los dedos cuántos periodísticos de tele y radio abordarán el tema. Por las dudas, no la abran todavía.

D.I.T dijo...

Esto es muy triste. Porque si bien soy de la postura que el periodismo 100% periodismo en televisión es imposible (siempre va a tener una cuota de entretenimiento por cómo funciona el medio), esto es ya otra cosa. Yo soy la primera en decir que lo que se pasa por la tele hay que ver cómo lo vendés, así como lo que se escribe en cualquier diario o lo que se informa en cualquier radio.

Por otro lado, me sorprende que consideren a los presentadores de noticias como periodistas. Son presentadores de noticias. No son periodistas. Incluso si es el jefe del noticiero y elige la agenda del día, es un director y no un periodista. El periodista es el que está metido en la noticia, no quien la comunica.

Telenoche es un circo, sí, pero Fernandito no es un periodista, ni el director de orquesta: es sólo un payaso más. Un payaso más que ni siquiera sabe reconocer lo que es una pregunta interesante cuando se la hacen.

Por lo tanto, y medio pensado al aire, creo que lo que más me indigna de todo esto es que un payaso de cuarta se tire aires de empresario. Con ese criterio los que hacen millones de dólares con SPAM de nigerianos muertos también son unos mostros.

Emerre dijo...

Fíjense qué joyita la respuesta de Vilar:

http://saladeredaccion.liccom.edu.uy/spip/spip.php?article89

Matías dijo...

Daniela, ¿ya viste esto? http://164.73.252.71/spip/spip.php?article96

No no... estoy sin palabras, ¡es muy fuerte esa carta de reacción! Y subieron el audio, música para nuestros oídos, jajajajaja.

Cacho_vela_crush dijo...

todo lo que quieran sobre este enfermo, pero el problema es seguir usando la palabra periodismo, basta por favor, dejemos de tratar de definir la palabra arte, periodismo, liberalismo , izquierda , derecha, desconceptualicen gurise, mirenlon al pepe habla sencillo no solo para hacerse el canchero y "de abajo" sino porque de verdad es el único lenguaje que entiende la mayoria de nuestra reblandecida población, si hay en estos comentaristas alguien con interés en cambiar el futuro del periodismo, que se haga un bien y que no lo mencione, que haga lo que tiene que hacer, que desenmascare a estos lastres pero que no se enrosque en un puto espiral conceptual acerca de lo que es el periodismo porque mientras tanto vilar sigue su circo y mujica sigue tirando carne podrida .

madame de la mugre dijo...

cuando fernando vilar se encuentra un peso grita rosebud y enseguida sale de la fuente.

fernando vilar cree que woodward y bernstein queda enfrente de lehman brothers y los idolatra.

cuando fernando vilar vio que los reyes no habían tocado ni el agua ni el pasto decidió hacerse periodista. va en la curiosidad, dijo, ese momento en que no entendés nada.

por la última vez: fernando vilar no da entrevistas.

fernando vilar cree que el aviador es cine de denuncia y desprecia a scorsese por sesentista.

fernando vilar admira a rodolfo walsh porque antes de irse se llenó de - plomo (?).

cacho, voy contigo.