Website Ribbon Cursos para/lelos: Una brecha de soberbia*

01 marzo 2011

Una brecha de soberbia*

Los responsables de estacoplando.com (excelente sitio sobre radio, ya que estamos) concurrieron en noviembre del año pasado a cubrir el evento Lenguas Vivas, la edición en vivo del programa Abrepalabra, de Océano FM, en la sala Zavala Muniz. Allí tomaron una serie de imágenes que luego subieron a su cuenta de Flickr, entre las que se encontraba una fotografía del polifacético Alberto Restuccia, colaborador del programa.



En enero de este año, el diario La República publicó una nota sobre el cincuentenario del Teatro Uno, fundado por Restuccia e
ilustró la misma con una imagen del artista.

Como sucede con todas las fotografías publicadas en el diario plural, la misma no contaba con crédito alguno. Y en caso de haberlo tenido, hubiera sido de estacoplando.com, ya que la imagen fue sustraída de su Flickr.

En Flickr, como en la mayoría de los sitios donde se comparte contenido generado por los usuarios, se utilizan las licencias Creative Commons. En el caso de estacoplando.com, optaron por la de Atribución-NoComercial, lo que implica que su obra puede ser compartida, copiada y distribuida siempre y cuando se reconozca el crédito correspondiente. Además, la misma no puede ser utilizada para fines comerciales.

Quizás por ser una suerte de hijo bobo del periodismo nacional, a La República se le suele perdonar cosas que a otros medios no y por esa razón, en este caso optaron por hacer la vista gorda.

El pasado viernes 18, uno de sus seguidores en Twitter les avisó que la misma imagen había sido publicada -también sin el crédito correspondiente- en la página 26 del semanario Brecha, esta vez ilustrando una reseña sobre el espectáculo P.U.T.O que Restuccia está presentando en el Museo del Vino.

Los responsables del sitio consideraron que esta vez sí correspondía reclamar. A diferencia de La República, Brecha es un medio respetado, que cumple con sus trabajadores y cuenta con un equipo de fotografía cuyos integrantes no empezaron precisamente ayer y por lo tanto, deberían respetar el crédito ajeno tanto como les gustaría que otros lo hicieran con propio.

Optaron por reclamar en el muro de la página del semanario en Facebook, donde se desarrolló el siguiente diálogo:
Muchas gracias por robarnos una foto de Alberto Restuccia sin citar o avisar siquiera. Todo un ejemplo de parodismo, eso de usar Google y poner la primera foto que salte, la verdad que es algo a imitar por el resto de los medios.

Si quieren más fotos avisen, así al menos les damos una con más calidad.

Muchas gracias.
Está Acoplando
Estacoplando.CoM
Ante la acusación, el semanario se atajó rápido:
Brecha no realiza "levantes" de fotos. Tiene un equipo profesional de fotografía para producción propia y servicios de la agencia AFP para la cobertura internacional. Fuera de eso sólo utiliza fuentes institucionales o imágenes de archivo cedidas por los protagonistas de los artículos. Existe una directiva expresa de la dirección del semanario de respeto estricto al copyright de textos e imágenes, como debe ser.
Estamos realizando averiguaciones internas para tomar mayor conocimiento del caso que menciona esta intervención en el muro público de Brecha. Los mantendremos informados a la brevedad.
Y así replicó estacoplando.com:
Acá está la foto: http://goo.gl/cUhAt.
Ahora comparen con el artículo suyo: http://goo.gl/GkIMi
La tuvimos que subir nuevamente con marca de agua para evitar robos porque ya nos pasó lo mismo hace 2 semanas con La República.
Lo absurdo es que se trata de una foto fuera de foco, fea.
Una pena.
Pasaron un par de días y el semanario culminó su "averiguación interna" e informó el siguiente resultado:
Como todo lector puede apreciar en el artículo, el mismo comienza con una fotografía realizada por uno de nuestros fotógrafos, la cual tiene el crédito correspondiente.
Imaginamos que se refiere entonces a la segunda imagen de la nota. Acabamos de confirmar con el jefe de fotografía de Brecha que esa imagen fue facilitada por el propio entrevistado al serle solicitado compartir una foto de su archivo personal.
Preocupa un poco que un medio cuyas investigaciones periodísticas han destapado algún que otro tarro importante, concluya tan confusamente su "averiguación interna". Así se lo hicieron saber los responsables de estacoplando.com:
1. Siempre quedó clara cuál fue la imagen robada, no me importa si en todas las otras páginas citaron las fuentes, yo siempre les hablé de la foto de Alberto Restuccia.

2. Como todo lector puede apreciar (porque los lectores no son tontos, no se trata de una entrevista, es una reseña sobre un espectáculo que está firmada por Ana Laura Barrrios, así que no hay entrevistados, y en todo caso deben aclarar que se trata de una foto del archivo personal del entrevistado (que no es el caso, repito).

3. ¿Tienen que consultar con el jefe de fotografía para que vea la foto original y les diga que publicaron la misma? ¿Fue un chiste eso? Si fue un chiste, me parece de mal gusto.

O ustedes no leen sus propias notas, o será que les cuesta aceptar que alguien que trabaja ahí se equivocó.
Sólo pedimos que alguien diga sí, no citamos la fuente de la imagen y listo, pero ustedes le siguen dando vueltas.
Parece que del periodismo al parodismo hay un brecha de soberbia.

Alexis.
Administrador de Estacoplando.com
Tras esto, los responsables de la página de Brecha en Facebook cortaron el diálogo. Y por las dudas, eliminaron toda la conversación anterior, cuya captura de pantalla puede verse acá.

Un ejemplo, eh.


* Tanto el título de la entrada, como las imágenes que la ilustran, son creación de estacoplando.com. Por las dudas.

4 comentarios:

Ama-gi dijo...

Che, pero no le preguntaron a Restuccia que fue lo que pasó? Capáz que efectivamente fue él el que le dió la foto a Brecha...

cavernícola dijo...

De repente el fotógrafo de Brecha se olvidó la cámara en la casa, por suerte existe Google.

J a v i e r C a l v e l o dijo...

Lo de La República aun es peor: aun hoy (a pesar de la "nueva etapa en la vida de La República") fotógrafos que rabajan hace años en la empresa trabajan en negro, con sus propios equipos y sin seguridad social, ni respaldo de ningun tipo. Éstos fotógrafos hacen buenas fotos pero nunca las ven publicadas. Ni hablar de publicar los créditos. Para colmo la produccion fotográfica es "cedida" (debe haber algun negocio alli) a Espectador.com sin que los fotógrafos se enteren y obviamene sin recibir nada a cambio. Se puede esperar otra cosa con fotografias de otros?. Lo que hay que hacer es denunciar esto una y otra vez.
http://fotonauta.wordpress.com/2010/11/17/cuando-tenga-64/
Saludos

Alter dijo...

Bueno, no me sorprende lo que leo. A mi me sucedió exactamente lo mismo, pero en este caso de una foto del Sabalero subida a commons.
Lo mas gracioso era que ilustraba una nota de Mauricio Ubal ( presidente de la Cámara Uruguaya del Disco y férreo 'defensor' de los derechos de autor).

La imagen levantada por Brecha la pueden ver aca:
http://www.brecha.com.uy/inicio/1040-edicion-1300?start=30

Mientras que la original es esta:
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Jos%C3%A9_Carbajal1.jpg

Después de varias comunicaciones por mail en un tono cada vez mas duro de mi parte, logre que incluyeran un texto de unas 5 palabras acreditando la licencia de la fotografía.

De todos modos, el respeto que le tenía a Brecha como medio de investigación bajó varios escalones.

Saludos