Website Ribbon Cursos para/lelos: La gran estafa

28 septiembre 2006

La gran estafa

Hace poco, haciendo referencia a algunos textos de este blog, alguien me dijo que estaba "demasiado tranquila" . Cuando le pregunté qué quería decir, me explicó que antes era más pendenciera, reaccionaria y un par de adjetivos por el estilo. Terminó diciendo algo así como "sos una persona feliz y eso se termina notando". ¿Feliz? ¿Qué carajo quería decir con eso? Como a diferencia de la inmensa mayoría de los lectores, esa persona ha estado al tanto de los pormenores de mi vida el tiempo suficiente como para entender algunas transformaciones de mi carácter, le pedí más explicaciones. Me hizo un detallado análisis de todas aquellas cosas que pensaba podían tener que ver y no tuve más remedio que darle la razón. Estar tranquilo se parece mucho a ser feliz.
Ayer llegó un mail que decía "te dedicaron la contratapa de El Observador" y atrás de ese un par más por el estilo, intrigados por lo que iba a contestar, qué iba a decir, cuál iba a ser mi "contraataque" por decirlo de alguna manera estúpida. Y la verdad es que no tenía ganas de escribir nada. Primero porque sería volver a participar de un juego idiota en el que decidí no jugar ya en los inicios de este blog, cuando los aburridos pasantes mal pagos de Observa se dedicaban a dejar pretendidos comentarios graciosos para ver quién la tenía más larga. Segundo, porque la verdad sea dicha, tengo cosas más importantes que hacer (y esto incluye desde trabajar hasta sacar a pasear al perro).
Pero como hoy alguien decidió que era hora de hacerme jugar aunque no tuviera ganas, se me dio por escribir esto. Porque lo que hago habitualmente es ignorar cualquier comentario o referencia estúpida que se haga sobre mi persona o este espacio, pero cuando esos comentarios o referencias incluyen a personas que nada tienen que ver con todo esto, ahí si que no va.

Ayer, elso publicaba un post en referencia a todo este asunto:
Qué lindo sería tener un medio de prensa de circulación nacional abierto y disponible para descargar las frustraciones y la mala leche acumulada de cada uno, ¿no? Siempre en clave y sin dar pistas claras, obvio. ¡Estaría bueno!
Bueno, por ahí viene la mano. Hace mucho rato que la gente de El Observador está caliente con cursos para/lelos y un par más de blogs, aunque este se lleva la mayoría de las fichitas. No voy a hacerme la pelotuda y preguntar horrorizada por qué. Aunque crea que la calentura es un poco exagerada, entiendo que aquellos que creen estar haciendo el mejor diario de Uruguay puedan sentirse un poquito ofendidos si cualquiera les hace ver que a veces es pura mierda. En un país donde existen apenas un par de medios de prensa capaces de ofrecer estabilidad laboral por más de una década, es muy jugado andar poniéndose la camiseta demasiado apretada. Y mucho más jugado es dedicar 2500 caracteres en una contratapa para hacer catarsis de un caprichoso ataque de histeria. Pero eso podría llegar a ser hasta entretenido si se entendiera de qué habla, pero seguramente el 99% de las personas que leyeron la columna siguen preguntándose qué se quiso decir. De todas maneras, resulta admirable que un diario conceda tanta libertad a sus periodistas como para obsequiarles media contratapa para vomitar odios personales. Hasta ayer pensaba que para eso alcanzaba con armarse un blog. Se ve que no.

¿Criticar la mediocridad de los otros no es ser parte de lo mismo?. De arranque nomás, la aceptación de la mediocridad está implícita. Criticarla no es ser parte de lo mismo, defenderla sí.
Me aburrieron. Me aburrió el blogger y su blog político, los posteos de textos larguísimos para quejarse siempre de lo mismo y de asuntos que a menudo se resuelven en una oración, el mecanismo afinado de defensa ante las críticas (no entiendo qué querés decir, pero gracias por el aporte) y, más que nada, la obscenidad de sus intenciones. Tienen el entusiasmo descontrolado de reflejarse en su discurso de protesta antes que lamentar que la seriedad de muchos proyectos es cuestionable. Son como profetas y testigos de su verdad. (yo lo dije, está en mi blog.) Para estos narcisistas nadie está a su altura; ni el jurado del concurso de blogs de Freeway ni los lectores del blog, ni las plantillas de periodistas de todos los medios de este país juntos. Nada los conforma, y digo los porque no se trata de un blog, sino de una pequeña comunidad que ha librado una batalla con proclama: exigen vivir en un país en serio. Seguro, quién no.
Blogs que critican al periodismo, periodistas que critican a bloggers, bloggers que critican a periodistas que los criticaron y no sigo porque aburre, aunque esto no termina nunca. No entiendo cuál es el problema con los blogs: hay cientos, miles, nacionales, extranjeros, de música, de cine, de política, de nada, de todo. Todos están ahí y el que quiere los lee y el que no quiere, no. Punto. Mirá que simple. Andar revolviendo mierda para ver qué olor tiene es francamente patético, digno de gente que ya tiene las bolas paspadas de tanto rascárselas y difícilmente encuentra mejor tema para hablar. Jamás se pondrán a discutir qué hacer para lograr un mejor medio o cómo pueden corregirse las burradas que publican de tanto en tanto. ¿Para qué? Es mucho más entretenido dedicarse la tarde a leer blogs narcisistas y de intenciones tan obscenas como reírse de los errores ajenos para después ir a llorarle al editor amigo, que ponerse media pila y respetar a los lectores que pretenden, como mínimo, entender de qué se habla en un diario por el que pagaron 30 mangos. Al menos en ese sentido, los blogs no estafan a nadie. Por otra parte, la falta de humor y la ignorancia que provocan que se tome en serio una pelotuda "batalla con proclama" ameritaría la exigencia de "un periodismo en serio" pero el horno no está para bollos, así que dejémoslo para otra ocasión.

Pero aun cargando la pesada conciencia de que también forman parte del cambalache nacional, reproducen el esquema típico del uruguayo: se van a llorar al cuartito, que ahora es un blog donde son anónimos y pueden mostrar los dientes escudándose en una audiencia tan pobre como la de Sánchez Padilla (aunque luego se jactan de tener el blog más leído y sufren cuando no se los considera fuentes para un reportaje sobre el tema.) Animados por una moral que pierden cuando destrozan a una persona o un colega –no solo por sus defectos profesionales–, y que recuperan para adularse entre sí o para suprimir los comentarios que los exponen demasiado. Escondidos y refugiados de su propia identidad en una personalidad artificial y soberbia, mucho más sólida que la real. Insisto, aburren, y mucho.
¿Qué molesta tanto de los blogs? ¿El anonimato? ¿La posibilidad de decir lo que uno tiene ganas sin tener que rendirle cuentas al jefe? (aunque con estas pruebas a la vista, esta pregunta no corre para la gente de EO). Es difícil entender cómo espacios con una audiencia "tan pobre como la de Sánchez Padilla" pueden tener tanta repercusión dentro de la redacción de un diario. Se los lee, se los comenta, se hacen exhaustivas averiguaciones acerca de sus autores (aunque convengamos que tampoco hay que investigar demasiado) y provocan calenturas dignas de un surmenage. Hasta donde sé, a Sánchez Padilla lo mirarán pocos pero cualquiera sabe quién es. Criticar el narcicismo desde la soberbia es ponerse en el mismo lugar de aquellos a los que se enjuicia sin más conocimiento que los textos de su autoría.

Y confunden, porque normalmente se nutren de la gran estafa que critican para existir; el desastre justifica su acidez y, cuando se les va la mano, se desentienden apelando al género humorístico y a la ficción. Ojalá sea tal cual lo pronostican y el premio del concurso de Freeway se lo lleve algún “nabo” de los que intentan avivar. Sin embargo, la caricatura que son tiene algún interés antropológico; allá donde nadie te conoce está la fantasía de destrozar impunemente, común a toda la especie. Una pena por el género recién nacido. Uno con chances infinitas de publicar un enfoque subjetivo, la opinión cautiva de un autor que antes no encontraba canales de expresión.
Aplausos para la periodista que asume públicamente la "gran estafa" que representan los diarios nacionales. Es increíble como la mediocridad y los desastres se asumen con tanta facilidad como para referirse a ellos descaradamente, sin ponerlos en tela de juicio, como si fueran lo habitual y no lo excepcional. La pena por el género recién nacido no debería ser tal, sino más bien todo lo contrario. Cualquier ser medianamente pensante debería alegrarse por la existencia de espacios donde cualquiera pueda dar su opinión sobre el tema que se le cante la gana. Lo paradójico es que alguien reclame "enfoques subjetivos" y "opiniones cautivas" y después se aburra.
Hace unos días escuché que comunicar es crear comunidad, y después de mucho tiempo de haber escuchado la última definición de comunicación, la síntesis me pareció muy valiente. Sobre todo porque en la creación de comunidad los textos de estos autores ya no son inofensivos. En parte por vivir en un país que se regocija en el pesimismo, el cinismo de estos escritores podría confundirse con lucidez, y la comunidad se crearía alrededor de una nueva “verdad”, la del cambio imposible, como lo es que estas líneas cambien algo.
Porque todo está muy mal, cierto, ¿pero después qué?
Los textos de un conjunto de blogs "ya no son inofensivos". Blogs que unas líneas atrás tenían menos audiencia que Sánchez Padilla, pero ahora son capaces de confundir a cientos de lectores idiotas que se dejan atrapar por una verdad que no es otra cosa que cinismo disfrazado de lucidez. El fenómeno parece ir en aumento, porque hasta se habla de la creación de una comunidad de estúpidos confundidos incapaces de distinguir lo bueno de lo malo. Como si algunos autores fueran chamanes proveedores de sustancias psicoactivas para que todos sus lectores tomaran como única su verdad y creyeran ciegamente que un blog, una nota o un diario pueden realmente cambiar algo. El problema no es sólo de los lectores: hay demasiados periodistas en la vuelta que se tragaron la pastillita de que su tarea puede servir para cambiar algunas cosas. El periodista es un traficante de información y punto. Ni sus palabras ni su trabajo pueden cambiar nada. Esa es tarea para los políticos, los médicos o los expertos en termofusión nuclear. El periodismo no cambia nada, el periodismo informa. Y a veces ni eso.
Todo está muy mal, es cierto. ¿Y después? Es bien fácil: después del berrinche, hay que ponerse a ver qué hacer para que sea mejor.

48 comentarios:

ladino dijo...

Los blogs son lugares para aficionados a temas. Y en ese marco son anárquicos, irónicos y muchas veces autocomplacientes. En ellos sus creadores se divierten, escriben para sí mismos, para sus amigos y un círculo de desconocidos muy poco más allá de ellos. Algunos de esos blogs aquí en Uruguay -muy pocos- reciben más de 100 visitas por día, o sea más de las entradas que reciben juntos por jornada los inocuos blogs que hace unos meses recomienda El Observador. A propósito fueron dejados de lado aquellos blogs que con humor sarcástico y mordaz hacen notar las barrabasadas de la prensa nacional y regional. Como hay blogs “buenos” y “malos” nunca escuché críticas porque los columnistas de VayVen publiquen notas que tenían desde hace meses colgadas de sus propios blogs, como el cuento de las tetas de la abuela de la Colucci por ejemplo. O sea aparentemente es válido darle a un lector que está dispuesto a pagar $30 por un diario, un texto que estaba gratis en la red dos meses antes. ¿Esto no es una especie de auto plagio? Lo que Marina seguramente no sabe, tal vez por su edad, es que desde 1991, fecha en que aparece El Observador hasta 1999 la prensa nacional competía por quien daba la información más sólida , seria, decantada. La competencia entre los diarios y los semanarios Tres, Posdata, Brecha era tan dura que nadie se hubiera atrevido a eliminar su cuerpo de correctores, o eliminar la sección Sociedad o quedase sin editor en serio de Internacionales como hizo El Observador en los últimos años. Claro, aquel diario de la primera hora lo hacían muchos jóvenes que se iniciaban en el periodismo pero tenían como referentes a redactores y editores como Lessa, Ladra, Lanza, De Brun, Amoretti, Mazzone, Lopez Mateo, Pauletti, Oscar Vilas, etc., etc. etc. Si los bloggers tienen el buen humor de ser sarcásticos con las aberraciones de todo tipo que salen publicadas en El Observador y en el resto de la prensa ni Marina ni quien le dio manija para publicar esa contratapa deberían calentarse. Esto es como el hincha que le critica una mala actuación al jugador de su equipo. Él no tiene que saber hacer la moña que reclama. La diferencia entre los bloggers y los periodistas y editores es que a éstos les pagan para hacer las cosas profesionalmente. Los bloggers que critican son los que en definitiva se toman la molestia de leer el diario todos los días. Marina debería preguntar a su alrededor cuantos de sus compañeros hacen lo mismo. Y los periodistas no tendrían que calentarse o dejarse manijear cuando les critican algún mamarracho que salió publicado porque los verdaderos responsables de última son los jefes y editores de área. Ellos deberían corregir, educar, formar a los jóvenes periodistas. Búsqueda lo ha hecho durante 20 años. La fórmula es sencilla: se puede trabajar con gente sin experiencia siempre y cuando el material que generen lo procese un Gianelli, un Paolillo, una Bottero, un Linn. Y recuerden lo que sucedió cuando uno de estos periodistas jóvenes hace unos meses cometió un descuido que pudo poner en cuestión la credibilidad de Búsqueda. Marina y el resto de los ofendidos no deberían olvidar que trabajan en un diario donde en un título de tapa escribieron “Espectativa”en vez de “Expectativa”y con eso y otras animaladas por el estilo nunca pasó nada. Para ver el tamaño del cambio que sufrió El Observador recordemos que la contratapa que durante 10 años habían escrito nada menos que Andrés Alsina y Eduardo Espina pasaron a ser escritas por Marina y otros iniciados como ella. A los muchachos, nada que recriminar. Qué más se puede pedir con vocación y veinte y pocos años que quedar a cargo de un espacio como ese. El problema es que el que diseña el producto sabe que lo está empobreciendo. El momento de mayor lucidez intelectual que tuvo este país fue en los años más duros de la generación crítica, (estoy seguro que Marina sabe a que período y que gente me refiero) y seguramente los sarcasmos de los bloggers actuales a esos señores los habrían hecho ruborizar de ternura. Pero la indignación ante la banalidad del periodismo condescendiente, fatuo y descuidado de la actualidad (hagamos periodismo re-divertido) habría puesto a los Rama, Quijano, Real de Azua y todo el resto en campaña para prender fuego los diarios.

envidiosa dijo...

No se enojen con la pobre Marina. Nadie le debe haber explicado de que se trata la libertad de expresión. Y si se lo explicaron le enseñaron que el derecho a expresarse libremente era potestad de unos pocos elegidos.

En este país las elites no sólo están convencidas de que son superiores. También ostentan un manifiesto desprecio hacia el resto de la gente a quienes no consideran sujetos de derecho, ni hablar del derecho a expresarse libremente.

Marina porque no es una isla. Representa los valores de la derecha más rancia y reaccionaria. Es una pobre idiota que trabaja para el Opus Dei. No se me ocurre nada más humillante...

Anónimo dijo...

Reaccionó igual que los políticos cuando la prensa publica las barbaridades que dicen. Y pensar que los periodistas se pasan defendiendo la libertad de decir lo que sea... bueno, "su" libertad, supongo.
Tampoco tenemos que exagerar hasta el punto en que ella lo hizo. Es humana, nada mas.

Anónimo dijo...

Daniela , respecto a los comentarios –esos sí anónimos- que te han hecho llegar por favor deciles que a la persona que hacen referencia saben como encontrarla. Y que esa persona los puede recibir donde quieran, cuando quieran y como quieran.

cacho_vela_crush dijo...

yo creo q el usuario anonimo es la esencia del blog, cada dos por tres comento como usuario anonimo es muy divertido... en esta vida nadie le hace daño a nadie hablando, la gente se lastima sola es un concepto básico para mi, para la gente que piensa dos segundos, puto el que se ofende se podria decir, puto el que le molesta que hayan putos...

ta bien todo lo que pusiste solo que el final no me gusta mucho, no hay que mejorar nada no hay que cambiar nada, esto es solo expresión, de la mas liviana, no quiero que mejore el periodismo ni los blogs ni nada, nada es mejor que nada, todo es paja mental todo todo como dice woody...

patria o muerte dicen unos putos redomados por el esfinter, blogs o muerte podrian decir otros, a mi me gusta esa que dice ticholos o lissidini aplicada a la iglesia católica y la puta madre, creo que eso resume los blogs, la biblia y el calefon, la torta frita el mate la rambla peñarol agadu, como dice la mojigata, politica culturalXD

todos los periodistas del observador debutaron con el mayordomo de los peirano
salú, puto el que lee

el usuario anonimo.

Yakpalans dijo...

Que notable que un 4 de copas se haya gastado una contratapa (del diario mas choto hoy por hoy pero diario al fin) en escribir pelotudeces sobre los bloggers. A mi me la soban todos, los bloggers, la gente que los critica y los comentaristas de los posts. Pero hacerse el poronga con un articulo de 4º año de Liceo es el colmo de la pelotudez mental, igual lo bueno es que no va a ser el último ya que pelotuditos que se creen acreedores al Pulitzer por publicar una nota sobre los piercing de los skaters nunca faltan y viven reproduciendose.

Todos putos, hasta pepe guerra y morena que le hicieron publicidá a Peirano, antes de que se declarara como el malo mas malisimo.

PD:JMFQH

aceprax dijo...

Còmo no podìa ser de otra manera estoy total y absolutamente de acuerdo con Daniela y total y absolutamente en desacuerdo con lo que dice envidiosa en gran parte porque deja entrar en su anàlisis cuestiones que no vienen muy al caso y en las que no voy a profundizar. Del texto ese de la contratapa me surjen dos reflexiones. La primera, ya abundada por Daniela, de que quien escribe una cosa como esa llena de espacios en blanco que solo unos pocos pueden llenar y usa un diario de circulaciòn nacional para descargar sus humores no entendiò nada de periodismo. Si bien el sueldo de un periodista lo paga el dueño de un medio, el destinatario de su trabajo es el lecto y es pensando en ese lector que un periodista consigue informaciòn u opina en un medio. Los periodistas no son, aunque a algunos les cueste trabajo entenderlo, seres especiales que tienen derecho a hablar de sus cosas en un medio a diferencia de los mortales, no son tampoco recipietes de un derecho especial a la libertad de expresiòn. Son herramientas de la libertad de expresiòn de toda la sociedad, intermediarios entre los hechos y la gente. Y como tales deben honrar ese compromiso que todos los dìas renuevan con la gente. Esa columna rompe ese compromiso, traiciona una de las cuestiones màs sagradas del periodismo que es escribir para quienes compran el diario y no para satisfacer cuestiones personales. Pero como dice un poco ladino, es normal que cuando uno recièn empieza se le vuelen los pàjaros y le pasen cosas asì, el tema es tener al lado a tipos que te digan que estàs haciendo payasadas y faltando a la ètica. Claramente Marina Barrientos no los tiene y la culpa no es de ella.
En segundo lugar de la lectura de ese texto me surje otra cosa. Y es el tema de la exposiciòn. Varias veces pasa con los artistas o diseñadores o cosas asì que los tipos llaman a los medios a hacer reclamos porque se les criticaron cosas, y no es que en Uruguay haya muchos periodistas culturales con huevos para salirse del còmodo discurso de somos todos amigos. Eso es un desubique. Cuando uno decide trabajar de algo que te coloca en la palestra pùblica gana cosas y pierde cosas como en todo. En el periodismo es igual. Si uno escribe en un medio es porque, entre otras cosas, decide exponerse a que sus lectores, cualquiera que èstos sean, le digan que escribe para la mierda o que el titulo es una porquerìa o que se corriò demasiado para un lado, etc. No siempre te tienen que decir cosas lindas y tienen derecho a hacerlo. Si no te gustan las crìticas, el oficio de periodista es de los peores que podès haber elegido. Eso sì de verdad querès ser periodista y no lector de informativo, entrevistador simpàtico o escritor de columnas baladies, porque a esos en general los quiere todo el mundo porque nunca dicen nada malo de nadie ni ponen nervioso a quien tienen adelante. Tampoco aportan demasiado a la tarea de informar pero bueno algunos creen que por leer las tapas de los diarios estàn informando. Pero la cuestiòn tambièn es esa, hay que acostrumbrarse a la crìtica y bancarsela porque es parte del asunto y no hacer ejercicios histèricos desde los medios cuando los lectores ni siquiera los entienden. Asì no reacciona un periodista en serio, asì reacciona un cocinero preguntòn y allà èl y su estilo. Yo a esta chica no la conozco e incluso era a mi entender de lo mejorcito de la nueva camada de EO, asì que no entiendo muy bien que la moviò a hacer una cosa asì pero la verdad estarìa bueno que se tomara un tiempo para reflexionar y serìa aùn mejor que se diera cuenta de que se mandò una cagada. Y no solamente para el diario en el que trabaja sino para su propia carrera profesional porque tomò una decisiòn equivocada presa de su estado de ànimo y porque ademàs si hay algo que he aprendido es que el mercado del periodismo en Uruguay es muy chico y difìcil, razones suficientes para no andar teniendo ataques histèricos a diestra y siniestra.

traidora dijo...

El que la movió tiene nombre y apellido.
Hasta hace un tiempo su tarea era armar la cartelera de espectáculos.
De ahí a secretario de redacción, sin escalones en el medio.
Eso debe explicar bastante algunas cosas.

envidiosa y aburridisima dijo...

Me dormí leyéndote Aceprax. Sólo quiero comentar que me desagrada bastante esta frase tuya: "Asì no reacciona un periodista en serio, asì reacciona un cocinero preguntòn...". No se qué te hace pensar que un periodista es superior a un cocinero. Al final no resultaste ser tan diferente a la Barrientos.

aceprax dijo...

Envidiosa me irrita sobremanera que ni por una vez puedas salir del disfraz de zurdita progre que te ponès para molestar a quien tu crees que pertenece a la "derecha rancia" e intentes acercarte un segundo a los argumentos de los demàs, aunque sea para desecharlos y elijas SIEMPRE como camino el insulto gratuito y la burla pedorra. No hablè de superioridad, hable de diferencias simplemente.

alberto gandulia dijo...

Perdón, patéticos todos.

J. Sereneider dijo...

Al final, acá nadie ve lo importante en todo esto, nadie ve el bosque detrás del árbol: evidentemente Daniela se consiguió otra suscripción a El Observador. Felicitaciones.

envidiosa y burra dijo...

che, de donde habré sacado que la política y las ideas tienen algo que ver. Debería leer algún manual de sociología.

Anónimo dijo...

Daniela: hace un tiempo Cases i asociats le aconsejó a la dirección de El Observador la contratación de una empresa de servicios informáticos para que instalara filtros que le permitieran conocer qué páginas que visitaban sus empleados. La iniciativa, que suele aplicarse en las más importantes empresas del mundo, tenía como objetivo saber si el acceso a internet era utilizado como herramienta de trabajo y no para fines personales, recreativos o de entretenimiento. Los resultados arrojaron que más del 80% de la plantilla del personal utilizaba internet para su propio beneficio (envío de mails personales, descargas de música y películas, publicación de blogs). De ese 80%, más de la mitad visitaban sitios pornográficos. Los usuarios estaban plenamente identificados y luego de un par de horas de deliberación, se decidió advertirlos y sancionarlos con una suspensión por unos días. En caso de reincidir, serían inmediatamente despedidos. Pero en esa reunión, alguien muy allegado al Opus Dei levantó la mano y les hizo notar que la temática de la mayoría de los sitios pornográficos relevados era de contenido homosexual. Cuando vieron los nombres de quienes estaban por caer y el revuelo que generaría la explicación de por qué fueron despedidos reconocidos nombres de su redacción, decidieron que era mejor dejar todo como estaba y dejar que cada cual se pajee con lo que más le guste.

Anónimo dijo...

Traidora, estás equivocada. Sí subió un par de escalones antes de llegar a jefe de redacción. Fue chupamedias del editor de Observa, y después ocupó el lugar de a quien le chupaba las medias.

Me abstengo de intentar adivinar qué medias u otras cosas puede haber chupado la actual editora de Observa

Seba dijo...

Casi totalmente de acuerdo con Daniela; una sola discrepancia: el periodista no debe limitarse a pensar que no puede cambiar nada ni que su profesión debe ser la de un simple traficante de información. El periodista debe ser consciente de que un trabajo serio y profesional sí puede llegar a cambiar cosas. Ejemplos sobran, buenos periodistas por suerte también; y son estos los que han logrado, mediante excelentes laburos, voltear presidentes, torcer elecciones, etc.; en fin sacar máscaras a personas que por alguna razón no merecían ocupar el lugar en el que estaban. En definitiva es la sociedad la quedebe juzgar a esas personas, y el periodista debería estar convencido de que su trabajo, además de informar, puede ser el da darle elementos de juicio a esa sociedad.
La otra aclaración, que no es una discrepancia sino un dato, es que a Sánchez Padilla no lo ven tan pocas personas como el común de la gente lo piensa. Esta mina de El observador que puede tener acceso a los ratings, podría mirarlos alguna vez antes de escribir un dato tan erroneo. Por ejemplo se le podría aclarar que a Sánchez Padilla por momentos lo mira más gente de la que lee El observador incluso dándole la ventaja de sumarle más de un día a la semana.
Bueno en realidad si dedican media contrapa a pelotudeces como la de ese artículo ese dato no debería extrañar; Sánchez Padillapor lo menos es tragicómico, ella es trágica nomás.

Seba dijo...

Una sola precisión; quiero romper una lanza por el pobre Sánchez Padilla (nunca pensé que fuera a decir esto). Debido a mi trabajo tengo acceso a los ratings; y quiero aclararle a esta mina de El observador (que también puede acceder a los ratings) que lea la planilla de vez en cuando, sobre todo antes de poner una cosa como la que puso, porque a Sánchez Padilla por momentos lo mira más gente de la que la lee a ella y dándole el changüí de sumarle alguno días de la semana incluso.
En realidad si dedican media contratapa a esto, no debería extrañarnos; Sánchez Padilla es tragicómico, esta mina es trágica nomás.
En el resto de acuerdo contigo Daniela; algún reparo con eso de ver al periodista como un simple traficante de información nomás, sería un poco peligroso que se vieran sólo como eso. De todas maneras creo entender lo que quisiste decir con esa frase; y fue un poco más profundo que eso.

Marujita dijo...

Yo pagaría cualquier cosa por estar "demasiado tranquila". Te envidio Daniela.

Una sola palabra para calificar a la mina (no se le puede llamar periodista) de EO: PATETICA.

Seba

Marujita dijo...

Seba, me asombra tu opinión: un "buen periodista" es el que logra mediante "excelentes laburos" voltear presidentes, torcer elecciones, etc.

Primero que nada me parece un disparate. El periodista tiene poder, pero no es Dios. No decide los destinos de un país y del mundo.

Segundo sigo asombrada de tus valores. Te suena la palabra "Democracia"?

Seba dijo...

Perdón por la reiteración de conceptos pero después de escribirlo la primera vez el comentario parecióno haber sido publicado; la segunda vez me aburrió escribir todo de nuevo y fui mas escueto pero bueno creo que se entendió bien la postura.
Parece que el blogger anda mal, o la gente de observa ha decidido contratar un grupo de hackers para intervenirlo; Daniela, yo que vos investigo eso.

Seba dijo...

Ay marujita quizás por ahí algún día podrás leer los textos en su totalidad y extraer los conceptos y no las frases aisladas. No fue eso de ninguna manera lo que dije. Por supuesto que un periodista no debe tener como fin voltear un gobierno, ni nada parecido. Además vinculaste mal el concepto no dije que un buen periodista es el que logra voltear a un presidente; dije que han habido excelentes laburos periodísticos que han tenido como consecuencia la caída de presidentes (Watergate te suena???). Por más que el fin del periodista no debe ser hacerle la vida imposible a nadie; en lo unico que discrepo con Daniela es en que se limite a ser un traficante de información. Y desde ya que por supuesto no es Dios (sería lamentable que crean eso); y repito su fin no debe ser el de decidir los destinos de nadie; su móvil es la información y ésta como tal, puede en algunos casos provocar cambios en algunos aspectos.
Nose a que viene el uso de la palabra democracia de tu parte, vinculado a mi comentario; pero por las dudas te aclaro que soy demócrata.
Por otro lado siempre desconfío de la gente que se anima a criticar los valores de los demás; porque esa gente si me parece que se cree Dios. Que te "asombren" los valores de otra persona va en contraposición de la diversidad que quisiste figurar con la palabra democracia.

Marujita dijo...

Entonces desconfía de todos los que criticamos los valores del Tabaré Vazquez y el Opus Dei respecto al aborto y la condición de la mujer. Decís mucha estupidez. A esta altura me pregunto si razonás o... qué pasa por tu cabeza, Seba.

El trabajo de todo periodista tiene impacto, incluso los más mediocres. Obviamente, algunos tienen más impacto que otros. Unos saben que lo tiene, otros no tienen la menor idea, como te pasa a vos.

Por último, un verdadero demócrata no necesita aclarar que lo es. Lo demuestra en su discurso.

raposo solitario dijo...

"El periodista es un traficante de información y punto. Ni sus palabras ni su trabajo pueden cambiar nada. Esa es tarea para los políticos, los médicos o los expertos en termofusión nuclear. El periodismo no cambia nada, el periodismo informa."

Discrepo. Los periodistas tienen (o deberian tener) responsabilidad con actores sociales y como ciudadanos, cuando eso se saltea por el fastido que solo te lleva a esperar que te paguen en fecha, bueno, ahí si se cae en lo que decís.

En cuanto a cambiar algo, qué se yo, a Nixon le dieron una buena patada en el traste y fue trabajo de periodistas, no de políticos (bah, en el fondo si).

Daniela dijo...

Remitámonos a la genial frase de Boris Cristoff: "no restemos lechugas de roperos".
Raposo: más vale que siempre vas a discrepar con lo dicho si no tiene nada que ver con lo que vos mencionás. Nadie habló de la responsabilidad social de los periodistas, sino de su tarea. La responsabilidad social está implícita y tiene que depender de cada uno, más allá de si te pagan en fecha o no. Si la responsabilidad social de un periodista está subordinada a la fecha de pago de sus haberes, sonamos.
Sobre lo del tráfico de información, sigo pensando igual. Y cada vez que se nombre el Watergate, no hago otra cosa que confirmarlo. Entiendo que por simplificar un poco la cuestión, suele decirse que el periodismo volteó a Nixon. Pero ni Berstein ni Woodward tenían las herramientas ni el poder necesario para sacar a un presidente del poder. Lo que hicieron fue exhibir toda la información posible para que eso ocurriera. La decisión final estaba en manos de otros que también podrían haber elegido quedarse de brazos cruzados y aquí no ha pasado nada.
Si el periodismo puede o no cambiar algo es discutible hasta el aburrimiento, pero nunca hay que dejar de tener en cuenta que si no existiera gente dispuesta a investigar seriamente las denuncias, el periodismo no serviría para un carajo. Existen muchísimos ejemplos como Watergate pero también existen miles de denuncias periodísticas que quedaron en el olvido. Hay que ver las dos caras.

Seba dijo...

Si Berstein y Wodward no hubieran hecho el laburo que hicieron, nadie hubiese tenido herramientas para sacar a Nixón; la cosa es depende de donde se la mire; y no creo que sea una cuestión de simplificación, sino de orden cronológico.
Por supuesto que hay denuncias, quizás mucho más graves que Watergate que no han tenido consecuencias (miren al Sr. K sino).
Por supuesto que los periodistas no son los encargados de sacar a nadie (por suerte); pero me parece que la expresión "traficante de información", puede tener un significado peligrosamente simplista.

Marujita dijo...

No puedo creer que me censuraste.

Como te dijo alguien alguna vez, de la censura no se vuelve.

cacho_vela_crush dijo...

mmmmm yo creo q el periodismo cambia cosas como cambiamos cosas todos los días a veces con o sin la intención de cambiarlas, es una estupidez negar eso, es tan estúpido que es estupido... el problema es cuando les atribuimos más mérito del q se merecen o poder del que ostentan, pero el poder de la tinta y de la información es innegable, por algo el inepto de taba se preocupo de marcar diferencias con un periodismo opositor, le agarró panico pobre corderito, que se yo conozco gente que opina según el diario que lee, me dirán , son ignorantes que me merecen que les corten en el miembro por creerle todo a los diarios, y estaré de acuerdo pero vale, el periodismo influye mucho en la opinión publica.

El periodismo político en uruguay es pobre , muy pobre, hay muy pocos analístas de verdad y muchisimos noteros que entrevistan a las mismas personas todos los días pidiéndoles opinion sobre todo lo que se mueve, si alguien mira dos semanas un informativo y tiene 2 dedos de frente ya sabe todas las preguntas y respuestas del día, es muy similar al periodismo deportivo y las aburridisimas notas casseteras a jugadores de futbol, parece que todos fueran el mismo jugador. Rara vez se ven buenas investigaciones, tamos cayendo en la fantochada del mono mono y esas cosas , y los analístas politicos se la juegan muy poco ta todo dentro de una chatura interesante.

Pero bueno hasta la chatura hace cambiar, a mi lo que me preocupa es eso que dijo raposo que los periodistas deberian bla bla bla, paja todo paja, nadie debería nada, si todos fueramos libres y racionales mentalmente no tenemos que depender de funciones redentoras de nadie las cosas se ven por mas que alguien no nos las quiera mostrar, paja al rey.

salu

Kily dijo...

Vuelvo a la discusión original.

"Un reducido grupo de personas manifestaron frente a la residencia presidencial de Suárez y Reyes. Hubieron incidentes con la guardia apostada frente al lugar".

Eso dice hoy una nota en Observa. Por si lo no sabe, le digo a esta tal Marina, que tanto se preocupa por lo que se escribe en los blogs sobre la empresa en la que trabaja, que la palabra "hubieron" es una burrada que no existe. Horrores como ese se encuentran todos los días en Observa y El Observador.

Así que Marina, dejate de joder y preocupate por hacer bien tu laburo en lugar de ofenderte por las críticas de aquellos que pagan 30 pesos por comprar un diario de mierda como el que vos y tus compañeros hacen.

Kily dijo...

Seba, ¿sos del Opus? Y peor, ¿votaste a Vázquez? Ahora entiendo todo. Hubieras avisado.

Seba dijo...

Marujita no había visto tu comentario anterior donde hablás un poco fuerte contra mi. Ta bueno lleno de frases hechas como "un verdadero demócrata no necesita aclarar que lo es. Lo demuestra en su discurso".
Nose quien habló alguna vez de los valores de Tabaré o de las mujeres o de alguna de las boludeces inmensas esas que dijiste ahí pero seguro que no fui yo; porque si hay algo que no le critico a este gobierno son los valores porque no me parece que influyan en nada del destino de este país; que es lo que en realidad me interesa.
Por otro lado gracias por repetir con otras palabras lo mismo que yo había dicho antes, "...El trabajo de todo periodista tiene impacto, incluso los más mediocres. Obviamente, algunos tienen más impacto que otros. Unos saben que lo tiene, otros no tienen la menor idea..."; lastima que la terminas con una referencia hacia mi; lo cual me da la pauta que no entendés un carajo de las cosas que lees ni de las cosas que se discuten acá; porque no es en el primer posteo que te pasa. Si querés que te tomen en cuenta y respondan lee atentamente y ponete a la altura.

Seba dijo...

Que extraña mezcla del Opus y del frente. Ta bien Kily prometo no dejarte plantado mas con el fobal de los domingos para ir a misa; ya me imginao que viene por ahi tu comentario resentido; este domingo llegamos a 10, llama al resto!!!!

Marujita dijo...

Seba tenés complejo de maestra?
No me pidas que me ponga a la altura tuya porque no puedo caer tan bajo. Decime que vos no sos periodista por favor. El país no puede estar tan mal!

No esperes que te conteste todas esas estupideces. Ahora, que digas que los valores de Tabaré Vázquez sobre el aborto no influyen en nada en el destino de este país me plantea una disyuntiva: o me estás jodiendo, o sos un pelotudo.

Kily dijo...

Sin perjuicio de que, para variar, los nuevos bodrios de Marujita no vienen a cuento, voy a discrepar totalmente con vos, Seba. Y más ahora que sé que sos del Opus.

Los valores de este gobierno sí que influyen en el destino de este país. Ya están influyendo, desde el momento en que Vázquez nos impone a todos sus valores, como su oposición retrógrada a la despenalización del aborto o el decretazo para que todos dejemos de fumar y nos transformemos en prohombres progresistas.

Esas y otras cosas sí que influyen en el destino del país, y parten de la imposición de los valores de Vázquez. Y todos nos lo tenemos que fumar. Y es totalmente antidemocrático.

Marujita dijo...

Una reflexión más me plantea todo esto de la Barrientos. Sacando a algún porteño snob, sólo una minoría de uruguayos lee diarios uruguayos y de esa mínima parte sólo un grupito menor lee EO. De éstos muchos leen la parte económica únicamente, y la mayoría seguramente desconoce lo que es un blog. Hasta hoy casi nadie, yo incluida, conocía a Marina Barrientos. No es que me inspire mucho respeto. Pero igual me pregunto si es tan importante que una periodista ignota y poco inteligente critique a la "comunidad bloggera uruguaya" desde la contratapa de un diario en decadencia.

J. Sereneider dijo...

Gracias por lo de porteño snob. Marujita, partamos de la base de que nadie que no sepa qué es un blog debe haber leído la columna de Barrientos: como mucho habrá empezado a hojear la cosa, y ante la frase "me aburrió el blogger y su blog político" dobló el diario a la mitad y lo dejó arriba de la mesa. La discusión sobre ese artículo es válida porque, justamente, ustedes son la "comunidad bloggera uruguaya" y el texto hace alusión a ella. Tu punto debería haber sido algo así como "¿no le estamos dando el gusto a EO discutiendo esto y peleándonos entre nosotros?" La respuesta está a las luces, nos guste o no.

Dharma dijo...

Bueno, me ganaron! Empecé escribiendo el comentario aquí, pero se hizo tan largo, que ahora está allá, en mi casita.

Os invito a que pasen haciendo uso de su libre albedrío.

Pórtense mal.

Seba dijo...

Kily; nose si leiste, en este continuo redescubrimiento de mi vida de la mano de Marujita; me he dado cuenta que también soy periodista!!!! que túl?, te mata la envidia kily yo se que si. El resto no lo voy a responder, porque ni merece comentario; mientras maru (te puedo decir así?) siga sintonizando a Marte.
Kily no te voy a responder, porque después de la discusión que armamos ayer en otro lado por ese tema; y con la intención e conservar la salud mental de los lectores de este blog; y la salud física de nosotros dos; voy a guardarme el comentario, jaja. sin rencores kily, ya se me pasó; espero que a vos también.
Por otro lado concuerdo con Sereneider, le dimos mucha cabida a esta mina; tará buena por lo menos??

Elso R. Azul dijo...

Me averguenzo de mí mismo y de mi pedorro blog viendo una discusión tan profunda y sesuda, con argumentos tan contundentes y de un nivel intelectual que este país no ha visto desde que los de la generación del 45 estaban más o menos vivos y con sus cerebros funcionando.
Pensar que acá se vuela a esta altura, y en mi blog todo se reduce a interminables discusiones con Soledad Bauzá. Qué verguenza.

Marujita dijo...

kily, es sencillo de entender. Te ignoro porque me parecés muy aburrido.

seba no te puedo seguir leyendo, me supera.

sere, vos interpretá lo que quieras, yo sigo diciendo lo mismo que dije aunque vos no lo entiendas. La nota no es importante y refleja aún más la mediocridad del diario. Este debate sí es importante. Ha fortalecido nuestra identidad como "comunidad bloggera uruguaya".

Marujita dijo...

kily, es sencillo de entender. Te ignoro porque me parecés muy aburrido.

seba no te puedo seguir leyendo, me supera.

sere, vos interpretá lo que quieras, yo sigo diciendo lo mismo que dije aunque vos no lo entiendas. La nota no es importante y refleja aún más la mediocridad del diario. Este debate sí es importante. Ha fortalecido nuestra identidad como "comunidad bloggera uruguaya".

Kily dijo...

Seba, a ver si entiendo. ¿Sos periodista, del Opus y votaste a Vázquez? ¿Te das cuenta de que, entonces, formás parte del sector más frustrado de la sociedad?

Marujita: que yo te parezca aburrido a vos indudablemente me tranquiliza. El problema sería que me dijeras que te entusiasman mis opiniones.

Rodia dijo...

confirmado. los periodistas uruguayos se creen el ombligo del mundo. Y ahora parece que también los bloggers y comentators.

J. Sereneider dijo...

Boooooooooriiiinggg

Eufrasio Abaracón dijo...

Paaaaa, no puedo creer lo que leen mis ojos. Dejo un aplauso a la dueña del circo, y felicitaciones por su labor. Excelente.

Roberto dijo...

Creo que esta tal Marina tuvo más lectores en este blog de los que tuvo en El observador. Además, el 80 % de la gente no sabe ni lo que es un blog, por lo que le aconsejaría a esta periodista "soyrecoolporquedigoloquepienso" que informe primero lo que es un blog y luego lo critique con fundamentos válidos, porque parece una señora sesentona protestando en una oficina pública a la hora de hacer un trámite.

tito dijo...

El periodismo apesta, en vez de informar desinforma, pero claro no estoy diciendo nada nuevo, si el/la misma que escribió ese articulo no entiende eso......
Yo tomo este espacio como un lugar entretenido y divertido de reírme de los disparates que los periodistas salen a sacar como "noticia" o de lo que hacen creer al mundo que es noticia/importante (como para tomarse la molestia de informarce al respecto.)
Un blog un espacio virtual organizado por fechas, donde pones lo que se te antoje.
que es un blog? un periódico de lo que quieras.

tito dijo...

ah me olvide de mencionar a http://www.voltairenet.org/es

Anónimo dijo...

y ademas de burros y analfabestias, los pibes de la prensa profesional cometen errores tecnicos imperdonables en su pagina web.

Cuando me vaya de este bendito pais (soy uno de lo 8) les voy a mandar un email..estimado Sr Peirano, despida al webmaster, hace varios años que cometió un error grave.