Website Ribbon Cursos para/lelos: Unos que se van, otros que llegan

06 septiembre 2006

Unos que se van, otros que llegan

Debo confesarles que no me gusta nada tener que enfrentar momentos como este, en el tengo que dar la cara ante ustedes, mis apreciados lectores, para comunicarles la lamentable pérdida que ha sufrido este blog. Hace varios días que intuía este desenlace, pero aunque a veces no parezca, en el fondo (y en el frente también) soy una tipa optimista y eso me hacía creer que la situación podría revertirse. Probé todas las diferentes maneras de informarles acerca de este asunto y ninguna me convencía. Pensé en decir que perdí un amigo, pero dados los infundados rumores acerca de nuestro relacionamiento, nadie creería semejante calificativo. Tampoco podría hablar de adversario, porque simplemente no da. Al final, como no me decidía entre si hablar de colaborador o de proveedor, terminé cansándome del asunto y pensé ma´sí, se los digo así como es y punto, que se manejen, que para eso son gente grandecita, caramba. Y así es como les informo, señoras y señores, que me quedé sin suscripción a El Observador. Acá es cuando ustedes todos al mismo tiempo dicen Oooooh o Uuuuh y crean un ambiente sonoro insoportable, comenzando a comentarse el asunto entre ustedes y se abalanzan sobre mi estrado, cual si fuera una conferencia presidencial donde nuestro estimado Tabaré acabara de anunciar aborto libre pa´todo el mundo, carajo! Y ahí es cuando yo les pido SILEEENCIO, POR FAVORRRR, SILENCIOOO porque claro, esto sigue, que no voy a largar una bomba así agregar nada más. ¿Ya está? ¿Ya se callaron todos? Bueno, continúo. A pesar del traspié que esta situación implica para los cometidos de este blog (aunque nunca hayan estado muy claros), sepan que el hecho, en lugar de causarme una lógica molestia más bien me produce cierto alivio. Por diferentes razones que no viene al caso detallar, en los últimos tiempos algunos aspectos obseso/compulsivos de mi personalidad han disminuído en forma notoria y está bien que así sea que para algo le pago a la psicóloga. De más esta decir que esto no debe ser asumido como un cambio radical en mi persona sino más bien como una etapa que seguramente, conociendo mi tendencia a lo cíclico, volverá en algún momento no muy lejano. Soy consciente de que muchos estarán celebrando este momento y es a ellos a quienes quiero referirme en particular: no se lustren los mocasines, muchachos, que esta es foto carnet y lo de ustedes sigue siendo gratuito y honorario. Para los que esta noticia suponga un trago amargo, quiero decirles que no me olvido de mis escasos pero fieles lectores, que sería incapaz de dejarlos sin algo que reemplazara en forma digna ese espacio vacío, que les arranque una diaria sonrisa que altere la monotonía informativa y que he podido conocer gracias al blog de die. De más está decirlo, pero hay que decirlo igual: estoy segura que apenas conozcan al sustituto, se harán adictos. Con ustedes (redoblante, por favor, dios qué frase tan gastada), el nuevo proveedor informativo de este espacio:

Desde Paraguay nos llega este excelente producto periodístico, que resume con objetividad y seriedad las más importantes noticias de la tierra guaraní y el resto del mundo. Por poner sólo un ejemplo, fue el único medio internacional que contó la verdad acerca de la muerte del cazacocodrilos:Cabe destacar que la mayoría de las veces, si se quiere comprender la noticia en toda su extensión, el dominio del idioma guaraní resultará de gran ayuda:

Para finalizar, me gustaría recomendarles especialmente el Consultorio de la Doctora Úrsula, quien ante la consulta de una lectora acerca de qué hacer con el marido que la abandonó por una pendeja y ahora quiere volver, le aconseja lisa y llanamente que le diga que se joda por viejo verde. También pueden visitar alguno de los casos presentados en Historias Reales, como la triste historia de la repostera y su amante dispuesto a pagar un millón de guaraníes por un trozo de torta. No sé, ustedes vean y si quieren más, péguense una vuelta por el archivo, que para eso está.

Nota al margen: acá pueden encontrar una muy buena reseña de la última joyita publicada por EO (y que conste que dije muy buena reseña, que también podría haber dicho excelente, maravillosa o sublime pero pensé que estos guarangos que están de graciosos haciendo chistes internos a causa de un error tipográfico en los links de este blog, no se lo merecían. Ah si, es lo que tengo, cuando quiero ser jodida, agarráte)

9 comentarios:

candelaria dijo...

la nueva materia prima es muy superior a EO

Kily dijo...

El Popular es maravilloso sin dudas. Pero no podemos quedarnos sin El Observador, y menos sin Observa.

Voy a esmerarme en aumentar el volumen de aportes si es necesario.

J. Sereneider dijo...

El "Crónica" de Asunción le pasa el trapo al de Buenos Aires. Te lo recomiendo.

Elso R. Azul dijo...

Siempre hay un enterado que tiene la posta. Si uno descubre el gofio, ellos conocen la harina de garbanzo. Qué cosa terrible, esta carrera sin sentido donde uno nunca gana.

J. Sereneider dijo...

¡Vos sí que la tenés clara, eh!

æclipse µattaru dijo...

Como decían en los dibujitos: "Hahahahahaha! Toma un trago de tu propia medicina!" (Nótese la risa en inglés utilizada en los doblajes en "castellano neutro", claramente más dramática y efectista que la sosa e insípida risa en español)

Por supuesto, hay que ver que ahora dejamos un flanco abierto a posibles represalias. Quizás no fue tan buena idea después de todo...

Daniela dijo...

Mire siempre hacia los costados.

Elso R. Azul dijo...

¿Ven?
Siempre hay alguno que tiene una mejor.

Elso R. Azul dijo...

Acabo de percatarme de que tus socios, colaboradoes, groupies o como sea te dicen "kafeinita".