Website Ribbon Cursos para/lelos: Un hijo de pueblo

10 marzo 2007

Un hijo de pueblo

Hace unos días, la muerte de Eduardo Darnauchans dejaba al descubierto, una vez más, la enorme incapacidad que tiene este país para honrar a sus artistas como se debe. El ninguneo hacia músicos, actores, escritores, pintores y varios etcéteras, es moneda corriente en un país que, extrañamente, se jacta de tener un nivel cultural más que aceptable. A esta altura, esa presunción está más que caduca y debería ser archivada dentro del mismo cajón que Maracaná y todas esas medallas añejas que suelen blandir los arcaicos defensores del sentir nacional. Salvo lógicas excepciones, Uruguay es un país de ignorantes alfabetizados capaces de volcarse masivamente a las calles para celebrar un segundo puesto de un mundial de fútbol juvenil o llorar frente al cortejo de un promisorio piloto automovilístico, pero inútiles a la hora de levantarse del sillón para homenajear los méritos artísticos de algún compatriota. El aparato gobernante - sin alusiones personales- y los medios participan de este juego en partes iguales. La vara con que se mide el mérito es arbitraria: el presidente recibe a un Drexler oscarizado pero no a Rebella y Stoll con un Goya a la mejor película extranjera, los informativos dedican 20 minutos a los preparativos para la visita de Bush y dos a la muerte del Darno en el último bloque y el ministerio de Educación otorga pensiones graciables a los tataranietos de Artigas pero para dársela a Darnauchans tuvo que correr el indigno rumor de que poco menos que estaba muriendo de inanición, para espanto de su familia y los amigos que nunca lo dejaron solo.

Seguramente dentro de esa habitual indiferencia caiga la muerte de Ricardo Espalter, ocurrida en la madrugada de hoy. Espalter no escribía ni cantaba, pero tenía la envidiable cualidad de saber hacer reír como pocos. Allá por 1962, cuando la televisión nacional no era el actual rejunte de enlatados, surgió Telecataplum, el único formato televisivo que Uruguay ha exportado hasta el momento. Los directivos de canal 11 de Argentina decidieron contratar a todo el elenco y sus autores (Jorge y Daniel Scheck) para producirlo en su país, donde batió récords de audiencia y convirtió a la mayoría de sus integrantes en referentes humorísticos en ambas márgenes del Río de la Plata. Con el correr de los años, Telecataplum fue comparado con las creaciones de Monty Python (que surgió algunos años después) y Les Luthiers reconocen cada vez que se les pregunta que su éxito masivo comenzó a partir de sus apariciones en el programa. Espalter participaba en la mayoría de los sketchs de Telecataplum (y sus sucesores Jaujarana, Hupumorpo, Comicolor e Hiperhumor) pero fueron dos los personajes que lo identificaron a lo largo de su vida: Toto Panigua y Pinchinatti. El primero consistía en un nuevo rico que contrataba a Pigmalión (interpretado por Enrique Almada), un profesor de protocolo, para que le enseñara a comer, vestirse y desenvolverse en distintas situaciones; la terquedad y la ignorancia del alumno ponían de los pelos a su mentor, que acuñó la memorable frase "el que nace para pito nunca llega a corneta". Si bien Toto Panigua fue un éxito indiscutido en ambos países, su interpretación más trascendente fue Pinchinatti.

En 1989 Espalter formaba parte de Decalegrón, un programa humorístico producido por canal 10 que supo tener sus momentos de gloria hasta que empezó a derrapar por falta de guiones decentes y fue levantado 5 o 6 años atrás. 1989 era año electoral y a Espalter se le ocurrió crear un candidato a presidente, representante del Partido Unificado Tradicional (PUT). Muchos interpretaron la creación como una parodia de Domingo Tortorelli*, pero la propia evolución del personaje hizo la diferencia: a Pinchinatti se lo empezó a tomar en serio. Con el correr de los meses, Pinchinatti empezó a tomar un vuelo que nadie, en especial su autor, podría haber imaginado. Con jingle y slogan ("Un hijo de pueblo") creados para la ocasión, Pinchinatti comenzó a convocar a pequeños actos en plazas céntricas que con el correr de las semanas incorporaban más y más gente. El fenómeno, que fue definido por el mismo Espalter como "una locura", fue analizado hasta el cansancio por politógos, sociológos y algún otro ogo más. En una entrevista publicada en 2002 en La República, el actor contó que en aquel momento llegó a tener ocho psicólogos en su casa analizando la repercusión del personaje. Según Espalter, concluyeron que había "una enorme desilusión con los políticos" y que la aparición de "un padre de familia, honrado" generó la enorme adhesión pública al "putismo". Es muy común atribuir el éxito de los outsiders políticos al desencanto de los votantes con los políticos tradicionales, pero este caso en particular iba más allá de eso. Las elecciones de 1989 eran las segundas tras el fin de la dictadura en 1985, por lo que resulta difícil de creer que después de haber padecido 11 años de gobierno militar, los uruguayos se desilusionaran con sólo 5 de gobierno democrático; todavía en 1989 se respiraba algo de la euforia electoral desatada un lustro atrás. Los factores que llevaron al enaltecimiento de Pinchinatti fueron básicamente dos. Uno fue la propuesta lúdica planteada por Espalter: el desacartonamiento de la figura y la estructura política, con discursos armados sobre la base de un lenguaje llano y directo y accesibles para cualquiera que lo escuchara. El otro factor, seguramente el más importante, era la credibilidad generada por el mismo Espalter. Unos meses antes, el actor había declarado públicamente su adhesión al "voto verde" para derogar la nefasta Ley de Caducidad, que terminó siendo aprobada en abril de 1989 por el 57% de los votantes. Cuando surgió Pinchinatti, muchos recordaron el compromiso de su creador con aquella campaña, que aunque le valió un buen rato de amenazas a su vida y la de su familia, lo hizo más creíble por aquello de que a veces cuesta diferenciar persona de personaje. En la entrevista citada, Espalter confesó que, amparado tras el escudo del PUT, aprovechaba sus discursos públicos para colar ideas propias: "me las arreglaba para decir que 'cuando sea Presidente, esta plaza volverá a ser lo que fue. Va a estar iluminada, no habrá ladrones, la gente estará contenta. Cuando la gente está feliz no roba. Y además voy a solucionar el problema de las sirvientas que trabajan en Punta del Este y después los patrones se van sin pagarles' y la gente se moría."
Paradójicamente, la muerte política de Pinchinatti se concretó a los pocos días de un masivo acto que tuvo lugar en el Palacio Peñarol, a pocas semanas de las elecciones nacionales. Las autoridades del canal lo tenían en la mira: Espalter nunca ocultó que muchas veces, al regreso de sus arengas en las plazas, lo llamaban "de arriba" para reprocharle algo que había dicho. Presionados o temerosos de la bola que se les estaba yendo de las manos, los directivos decidieron proscribir al personaje, que surgió nuevamente diez años después, sin la cuarta parte de gloria que supo vivir en su nacimiento.

La lectura de la entrevista deja un sabor amargo. En ese entonces Espalter tenía casi 77 años y se mostraba muy dolido con la indiferencia de la que hablaba al principio de este texto:
"Yo jamás soñé que a esta edad me quedaría sin trabajo. Este es un país en el cual no te reconocen nada, donde no se le tiene cariño por nada. Hace poco me llegaron unas invitaciones del Parlamento y de la Junta para festejar los ochenta años de China Zorrilla y las tiré. Fijate que China hace cincuenta años que se está vendiendo ella misma, sin ayuda. Esto es muy ingrato. Además, nosotros nos quedamos acá, nos bancamos las malas. Pero el país está muy mal. Es bravo llegar a mi edad y pensar en que voy a vivir de la ayuda de mis hijos. Yo pasé a la bolsa de trabajo".
Cuatro años después de esa entrevista, Canal 9 de Argentina decidió homenajear a algunos de los integrantes del Telecataplum original. Espalter, Eduardo D´Angelo y Julio Frade fueron invitados a participar de Uruguayos (un homenaje con humor), un especial de 4 emisiones donde se recrearon algunos de sus más famosos sketchs, con invitados especiales que incluyeron a Natalia Oreiro, Alfredo Casero, Carlos Belloso, Juan Carlos Mesa, Carlitos Balá, Georgina Barbarossa y Víctor Hugo Morales, entre muchos otros. Un año antes, Canal 13 también los había homenajeado en un ciclo llamado Rescate Emotivo, que evocaba a las figuras televisivas que, a su manera, hicieron historia en el medio. Que hayan sido dos canales argentinos los que vinieran a dignificar años de trabajo y talento no debería extrañar a nadie. Nuestros vecinos nos pasan el trapo cuando se trata de reivindicar aquellos talentos nacidos en su tierra, aunque a veces se les vaya un poco la mano. Acá se cagan tanto en sus artistas que son incapaces de tener siquiera un tape de cualquiera de los programas mencionados.


*Candidato presidencial independiente de 1942 cuyas promesas de gobierno incluían la instalación de canillas con leche y vino en todas las esquinas, la construcción de carreteras en bajada para ahorrar combustible, jornadas laborales de 15 minutos y el techado de la principal avenida de la capital.

17 comentarios:

Seba dijo...

hola Daniela, excelente el blog. Lo descubrí hace poco tiempo (no recuerdo exactamente a través de cuál otro), y lo marqué en el firefox. Con este último post, quiero disentir. No tanto en cuanto a lo de Espalter, sino en lo que refiere a Darnauchans, los reconocimientos y las pensiones graciables.

En primer lugar, lo del ninguneo hacia músicos, actores, etc., no creo que sea mayor ni menor que en otros lugares; Con los productos culturales o artísticos, la gente -el público- es quien decide el lugar que deben ocupar; Que hoy No te va gustar, La vela puerca, Drexler, Bajofondo u otros ocupen un lugar muchísimo más prominente en la escena artística que Darnauchans, me parece perfecto. No porque sienta una especial predilección por ninguno de ellos, sino porque los gustos y las preferencias masivas así lo marcan. Yo tengo el derecho de coincidir o no; es decir, puedo elegir entre escuchar a Regina Spektor o a Britney Spears, entre ver Whisky o Rocky VI. Lo masivo no es sinónimo de bueno; lo under, tampoco. El arte es un terreno resbaladizo, impredecible. Y quien se meta en él, debería tener el valor de asumir los riesgos. No imagino a Dalí o a Picasso, recibiendo pensiones graciables de la corona española. O a Sabina. Aunque hubieran fracasado, aunque nadie comprara sus cuadros o sus discos, no los imagino recibiéndolas. Que Chiggia tenga una pensión graciable (creo que aún vive, pero no lo se con exactitud), está bien: fue jugador de fútbol, llegó a lo más alto en su disciplina y la carrera de futbolista, por imperativo biológico, es muy breve. Ahora...Darnauchans??? Tenía 53 años, ningún impedimento para cantar o componer o tocar. Si no tenía éxito, si coqueteaba con la muerte, si en años no componía, cantaba o tocaba nada, si su arte no sintonizaba con más de 50 personas, por qué debo financiarle -yo, vos, todos- un ingreso mensual?. Porque su arte es bueno?? Quién lo dice? Cómo se mide la calidad en el arte? Hastra ahora, nunca nadie se ha puesto de acuerdo en esto. Van Gogh es bueno, malo, mediocre? Duchamp? Leonard Cohen? Opiniones, nada más. Una cosa son los honores que se merecería Jaime Roos (que no me gusta, pero debo reconocer el valor de lo que hace y la sintonía con la gente), y otra muy diferente Darnauchans.

En fin, es una opinión.

lalorubio dijo...

Absolutamente de acuerdo Daniela. Es el uruguayismo excecrable que manda miles de SMS a Tinelli por un tilingo de cuarta, que mira en la TV enlatados impresentables, que publica en primera página de deportes resultados de adolesentes de 16 años (los sub-17), en fin, hay cientos de ejemplos como los que vos escribiste en tu post. Y después dicen que somos un pueblo solidario. Y culto.

Triste país de "ignorantes alfabetizados" como dijiste muy bien. Mediocre, provinciano e ingrato.

Ursula dijo...

De acuerdo infinitamente con Sebastián. Parece que lo hubiera escrito yo. La primera pregunta que me surgió luego de leer el post fue: ¿Y por qué todos tendríamos que haberle pagado una pensión graciable a Darnauchans? Si él mismo no se cuidaba, los demás no teníamos por qué hacerlo. Es decir, está bien darle una mano a alguien que lo necesita, pero si ese alguien está mal por sus propias actitudes (droga, alcohol y tabaco en demasía) y no las abandona, no es justo que todos paguemos para que él siga con esa vida y no haga otra cosa que matarse. Era un tipo joven, que estaba destruido porque hizo todo para estarlo y nunca decidió parar y ayudarse a mejorar.

Y que hay otras pensiones al pedo, sí, claro que las hay, pero bueno, estábamos hablando de Darnauchans, no?

Daniela dijo...

Seba: como esto está al borde de convertirse en una discusión acerca de si está bien o no que Darnauchans recibiera una pensión graciable, me gustaría aclarar un par de cuestiones. Entiendo que el arte y la cultura son conceptos subjetivos, que se basan en gustos y preferencias particulares y me estoy mordiendo la lengua por no mencionar el asunto de los millones de moscas que comen mierda, porque está muy trillado. Soy de las que piensan que una de las principales tarjetas de presentación de un país es su industria cultural, porque es el reflejo de su idiosincrasia y por eso mismo creo que el estado es quien debe, antes que su pueblo, reivindicar y apoyar buena parte de las iniciativas en ese sentido. Cuando mencioné lo de las pensiones graciables fue para ejemplificar el escaso interés que este país tiene por sus artistas, pero la cuestión de fondo era otra. Hablaba de la reivindicación como personas, como artistas, más allá de lo económico. Si miles de personas son capaces de salir a llorar frente al cajón de un corredor de autos al que jamás vieron en su vida, ¿por qué no pueden hacer lo mismo con alguien que les generó saludables sentimientos a través de su música, sus letras, su pintura o su humor? Ghiggia no optó por el impredecible camino del arte y aun así tuvo que recurrir a un apoyo económico, porque es artífice de esos sentimientos que mencioné, aunque sea a través de una pelota. Si nos centramos en los casos mencionados, me parece tan justo que se premie a Ghiggia como a Darnauchans. Si el gobierno se plantea compensar económicamente a todas las víctimas de una dictadura en la que el pueblo no tuvo nada que ver pero va a tener que terminar aportando para la causa, no está mal que también le tire un par de pesos (tengamos en cuenta que el monto de las pensiones no es ninguna maravilla) a los representantes de su cultura nacional, sean músicos, actores, jugadores de fútbol o murguistas. Prefiero que mis impuestos sean volcados en eso y no vaya a parar a los bolsillos de ADEOM o a financiar actos presidenciales proselitistas. En relación con lo de la dictadura, tengamos en cuenta además, (y esto se relaciona con el comentario de Ursula) que Darnauchans era un tipo extremadamente sensible (muestra de ello es su muerte 15 días después que la de su mujer), al que la prohibición de cantar le cagó la vida y lo terminó llevando a refugiarse en el alcohol. Un estado que se precie de respetar a sus habitantes no puede dejar estas cuestiones de lado. Gracias y saludos.

Lalo: no podía ser de otra manera. Gracias.

ladino dijo...

Digamos, para ponerle un tinte distinto a ésta discusión casi sociológica, que el Darno, al fin y al cabo, murió de amor. Que mejor destino puede pedir un poeta.

benito dijo...

Es curioso como se ha puesto la gente de celosa con la pensión graciable del Darno. Gente que ni siquiera se molestaría en levantar una ceja porque el estado le siga pagando a Gregorio Alvarez el equivalente a más de diez pensiones como la del Darno por el gran servicio de haber asesinado uruguayos, torturado inocentes y enriquecido canallas.

Todos los gobiernos serios hacen aportes económicos a sus artistas considerados valiosos pero cuya obra es de escaso rédito. Es una forma de mecenazgo que considera que la mano invisible del mercado (que cuando no está en el bolsillo del público lo está masturbando con fervor) tal vez no sea la mejor brújula cultural para un país. Gracias a esta actitud Alemania se mantuvo y mantiene a la cabeza de la producción de música culta (lo cual entre otras cosas valoriza a toda la cultura alemana), mientras que España no puede producir nada más complejo que "Operación Triunfo".

Yo ya estoy un poquito harto de esa pelotudez de "yo puedo elegir entre el Darno y NTVG". No, no podés, y casi nadie puede porque para escuchar al Darno tenés que hacer una serie de operaciones volitivas bastante complicadas, como la de conseguir sus más bien inencontrables discos, y en cambio es bastante difícil escaparse a NTVG. De hecho a mí me parecen la peor de las mierdas y sin embargo conozco de memoria por lo menos dos de las canciones de su último disco , ¿piensa seba que yo "elegí" escuchar a NTVG?

Y nada, no quiero estirar esto más pero hay dos cosas que vale la pena recordar:

a) el que haya habido solo una pequeña resistencia cultural a la dictadura no quiere decir que no haya existido. Y el Darno -a diferencia de Tabaré Vázquez o Gonzalo Fernández, por ejemplo- fue parte de ella, lo cual le costó mucho tiempo y mucha guita. Por eso sólo Uruguay tenía una cierta deuda con él.

b) dejen de repetir como loros la hijadeputez propagada por Escanlar por todas partes de que el Estado le estaba pagando su alcoholismo y que todos sus problemas de salud se los buscó él: cuando se tramitó la pensión graciable, el Darno estaba totalmente incapacitado para laburar, no tanto por su alcoholismo -con el que convivió durante décadas- sino por un cáncer y por derivaciones de un accidente callejero. Y se murió de un ataque al corazón de muy probable herencia genética. Así que antes que repetir giladas y calumnias, averiguen un poco.

Seba dijo...

Daniela: estoy de acuerdo contigo, la industria cultural -o las industrias culturales- son sin duda, una de las tarjetas de presentación de un país, de una nación.

ahora bien, sigo discrepando. Si miles de personas fueron a llorar la muerte de un corredor de Fórmula 3 (¿estamos hablando de Gonzalo Rodríguez, no?) y no la de Darnauchans...por qué es cuestionable? No veo el pecado o la omisión. Si no hicieron lo mismo en el caso de Darnauchans, será porque, justamente, no les generó esos saludables sentimientos a los que hacés referencia. Ni bueno, ni malo, ni lo aplaudo ni lo cuestiono. Cada uno consume lo que quiere, y a todos nos conmueven diferentes cosas. Si miles de personas hubieran sentido que Darnauchans les hablaba a ellos, si hubieran sintonizado con su música, con su arte, con sus letras, entonces hubieran estado allí. Pero no.Y por otro lado, discrepo con el planteo causa/consecuencia que hacés sobre la prohibición de cantar y el alcoholismo. No conocí a Darnauchans en vida (y aunque lo hubiera hecho, me parece de pésimo gusto hurgar en las adicciones, temores y debilidades ajenas), pero quiero recordar que sobran ejemplos de artistas censurados, de profesores destituídos, de detenciones injustas, de torturas, de exilios forzados, y no por eso las historias de sus protagonistas culminan en el alcoholismo.

Lalorubio: no se si el bailarín uruguayo que concursó en el programa de Tinelli es un tilingo o no. A mí mucho no me importó, ni mandé mensajes, ni nada. Pero no entiendo cuál es el problema, el pecado, el delito en que uno o dos o miles de uruguayos se hayan enganchado con eso y hayan mandado mensajes. Ven las cosas de otra manera a cómo las ves vos, o las veo yo, nada más. Tienen sus gustos y sus preferencias. No los tacharía de execrables por eso. Con respecto a los enlatados impresentables, hay de todo, como en botica. Yo disfruté mucho Tiempo Final, que lo pasaba el 4, o Mujeres Asesinas o Tumberos. Pero, ¿dónde está el problema si alguien se engancha con una telenovela de Natalia Oreiro? ¿O no tiene derecho? ¿O acaso en la vida todo es Foucault, Noam Chomsky, Baudelaire, García Márquez, Eco?? Me parece fantástico que existan las telenovelas, y me parece absolutamente genial que exista un programa como Intrusos. Y no miro telenovelas, y no miro Intrusos. Elijo no mirarlos, alcanza con apretar un botón. Y me parece genial que haya gente que pase la madrugada de un domingo bailando con orquestas de música tropical, mientras yo elijo el rock, el jazz o lo que sea. Me parece genial la diversidad de criterios y de gustos.

Y por otro lado, los argentinos y brasileros saben hacer muy bien algo que acá hacemos muy muy mal: ficciones. Los únicos ejemplos uruguayos que vi, se caían a pedazos: malos guiones, nula dirección de actores y una iluminación calamitosa.

Marujita dijo...

Yo encuentro que mucha de la crítica contra Darnauchans tiene una fuerte connotación ideológica. Y se nota. Se nota mucho.

Si en algo fue muy exitosa la dictadura fue en su capacidad para destruir la vida cultural e intelectual del país, y afectar la valoración social de las mismas. Es reconocido mundialmente que la cultura es la tarjeta de presentación de un país ante el mundo porque son uno de los principales indicadores del desarrollo. Son los países más atrasados los que no tienen desarrollo cultural.

En el caso de Darnauchans es mucho más grave la falta de apoyo por parte del Estado, porque es una víctima de la dictadura. Todos nos tenemos que hacer de cargo de las consecuencias de la dictadura, algo lógico si no estuviera tan devaluada la solidaridad social. Como decía, hay una crítica ideológica, que no tiene sustento desde el punto de vista ético, ni tampoco científico. Las adicciones tienen un determinante genético, debido a esto, algunos son más propensos a tener adicciones que otros. No es una elección como dicen algunos. En este caso hay que sumar un determinante sicologico. Hay que vivir en la dictadura bajo la censura, la represion, el miedo, el conocimiento de que a tus amigos los mataron, a otros los estan torturando, y que a vos tambien te puede pasar. Es tremendo el atraso que tiene la sociedad uruguaya respecto al conocimiento de enfermedades. No puede ser que a esta altura, siglo XXI, crean que estas enfermo solo si tenes cancer o algun equivalente.

La dictadura fue muy exitosa tambien en su capacidad de destruccion de los lazos sociales, en promover este individualismo egoista que sostiene que es justo que los artistas se mueran de hambre y más si son de izquierda.

lalorubio dijo...

Seba, quizás "excecrable" sea un exceso, te doy la derecha. En cuanto a lo que decís no hay pecado ni delito, tenés razón, aunque si veo un problema.

Yo soy de los que creo que objetivamente hay cosas mejores que otras (aunque admito que sea una eterna discusión en la que no quiero entrar) y lo único que hice fue enfatizar, apuntalando los ejemplos de Daniela, que vivimos en un país que le da más importancia a la sub-17 de fútbol que a cualquier manifestación artística.

A mi me gusta la Libertad y no creo que haya que prohibir nada, todo tiene cabida y está muy bien que así sea. Pero para darte un último ejemplo, a mi la existencia de un programa de TV como "Intrusos" (en realidad su popularidad es lo que me molesta, no su existencia) me da un poco de lástima por nuestra sociedad, no lo veo precisamente como un caso de "diversidad cultural".

La cultura no es un "producto" como cualquier otro.

Seba dijo...

benito: para mí, el problema es justamente ese: "todos los gobiernos hacen aportes económicos a sus artistas considerados valiosos pero cuya obra es de escaso rédito". Quiénd etermina quién merece los aportes y qué es "escaso rédito", en un terreno como el arte? Me preocupa mucho que haya gobiernos que se arroguen la potestad de, como vos decís, marcar el norte en esa brújula cultural.

Desconozco las políticas culturales de Alemania en cuanto a la música culta. Los mecenas siempre han existido, y me parece bien. Mozart los tuvo, también Wagner, Schubert, y tantos otros. En la mayoría de los casos, aristócratas ricos, miembros de la nueva burguesía, duques o príncipes. En la actualidad-gracias a dios- los mecenas siguen existiendo; Y a veces, buscan también sacar algún tipo de rédito de su mecenazgo (lo que no me parece mal), como por ejemplo Pilsen y su festival de rock, o Something Special y su concurso de arte sobre las botellas. El problema viene cuando es el gobierno de turno quien ejerce los mecenazgos; ahí sí, discrepo. Una cosa es que el estado financie una exposición de arte uruguaya en Suiza, cuando antes se llamó a concurso, se dispuso un jurado, se evaluaron las obras, se seleccionaron las que calificaban y se montó la exposición. Eso está perfecto y lo aplaudo.

Pero acá estamos hablando de otros tipos de méritos, tan altos que justifican una pensión de por vida (alta, baja, mediana, no quiero relativizar el monto, pero tampoco centrarme en el).

Creo que, aunque te parezca una pelotudez, sí, podés elegir entre NTVG y Darnauchans.

hubo mucha gente que resistió -desde la cultura y desde otros ámbitos- a la dictadura; no todos, ni mucho menos, se habían hecho acreedores a una pensión graciable.

Y por último, no me cae simpático Escanlar y no leí o escuché nada que haya dicho sobre Darnauchans; no hablé de las causas de su muerte, ni de sus adicciones. No me parece justo, ni ético.


Marujita: de mi parte al menos, la crítica no es ideologizada, sino estética; simplemente, en mi opinión, no veo los méritos tan claramente como los ven otros.

De nuevo, no me parece justo hablar de adicciones ajenas; pero también hubo mucha gente que durante la dictadura la pasó muy muy mal (no yo, que nací en el 78, pero sí mis padres o tíos, ejemplos cercanos), y no creo que sea causa directa hacia una adicción; creo como vos que sí, que tiene que haber un componente genético (está probado científicamente) pero a su vez una suma bastante compleja de otros factores.

Y no me parece justo que los artistas se mueran de hambre. Sean de izquierda, de derecha, de centro, socialdemócratas, apolíticos o lo que fueren. Como tampoco me parece justo que se mueran de hambre los mecánicos dentales; o los escribanos, o los botánicos, o quien sea. Pero no estoy de acuerdo, para nada, con un asistencialismo hacia los artistas.

ElVasco dijo...

en un mundo ideal, ambos artistas, NTVG y Darnauchans, tendrían durante un tiempo la misma difusión.
O sea en cualquier programa de fútbol o similar pondrían al Darno para empezar y luego a NTVG.
Ahí la gente podría comparar, y seguramente la juventud (quienes compran discos y van a los recitales) optaría por NTVG, como es obvio para un adolescente.
Aclaro que aborrezco a NTVG en todos los sentidos.
Y El Darno nunca me gustó, especialmente su estilo de canto (no se como calificarlo pero me resulta poco personal, a pesar de no poder mencionar a qué se parece, y no se de qué corriente musical y de qué siglo)
pero me resultó siempre FASCINANTE escucharlo hablar en entrevistas (siempre respondía cualquier pregunta, incluso las mas pelotudas, que abundan en el paisito, con alguna información y reflexión muy buena).
Obviamente era una persona sumamente inteligente.
No puedo decir lo mismo de Emi.
Saludos a todos.

ElVasco dijo...

Ah, no tiene mucha importancia pero la pensión graciable a Ghiggia es mucho mas discutible en algún sentido. El magistral futbolista es jubilado de Casinos Municipales, con una jubilación de 15 mil pesos.
Ganó plata en Europa pero la despilfarró en mujeres y autos caros. Vive en Las Piedras con su mujer, 35 años menor.
Yo creo que habría que hacerle un monumento por esto último.
(y en menor medida por el gol en Maracaná)

cacho_vela_crush dijo...

ta bien algunas cosas que pusiste, pero hay cosas que no estoy de acuerdo y que me tiene un poco harto que se remarquen por gente que se precia de hacer una analise,

es evidente que los informativos van a dar 20 minutos a bush y dos a darno si a la gente no le interesa darno, estoy harto de que digan que los gobiernos tienen que cuidar a nuestros artistas , es algo muy peligroso eso, si darno no tenia un peso es o porque él los reventaba, no queria actuar o porque a sus toques iban 500 personas y no 15000 como van a ver a la vela, no era masivo es una lastima, y esto lo digo con dolor porque el tipo es quizá el cantante uruguayo que mas me gusta escuchar junto con algun muy poco mas, yo no se la verdad , hay que ver que vida elige cada uno y como decide terminarla, no se que hubiera cambiado que el tipo hubiera tenido 5000 pesos mas para gastar en alkol y droga, no se, quizá se me podria decir que el gobierno deberia haberlo ayudado de otra manera, bueno , el gobierno no se sabe lo que es , el estado no se se sabe lo que es, digo por este mostro inmundo burocratico que se ha formado que nos abruma dia a dia y que es imposible ponerle rumbo, desde que se empezo a agigantar desde la epoca del viejo battle, es muy facil llenarse la boca pidiendole a un gobierno que cuide artistas , cuando sabemos que es incapaz siquiera de darse un rumbo logico en cuestiones mucho mas fundamentales que darle una pension al darno, yo iria contra la gente, que bien, es libre de ir a ver a no te va gustar, la vela puerca, llenar el centenario para ir a ver cumbia, pero es incapaz de valorar a cabrera a darno ruben olivera,etc porque? porque no venden cartelitos politicos faciles, no venden el mismo facilismo con el que encaras este articulo a la hora de comentar y dicho con el mayor de los respetos, aca el unico culpable de la muerte de darno fue darno, fue la vida y si nos ponemos en exquisitos "el publico cautivo" que fue lo suficientemente inculto musical e ideologicamente para valorarlo. Aguante darno, prefiero que en mi pais haya habido 1 antes que mil drexler. tambien me quede con ganas de mas... en fin..

Espalter, un poco de lo mismo, no se, cabe recordar que el final de espalter como bien decis es bastante lamentable en un decalegron destrozado sin libretos ni ideas, fue victima de la muerte de la tv uruguaya con creatividad, no tenia espacio, era logico que no tuviera trabajo, creo que hay que ser un poco analitico antes de llorar por no tener trabajo, en que parte de la TV uruguaya iba a trabajar espalter incluso en el 2002? DAle con todo? payaseando? naa el tipo era un capo, no estaba para guaranguear meter chivos y mirarle el culo a la farro, las cosas cambian y el que no se adapta pierde, es la vida es la libertad y es hermoso que asi sea. Prefiero un espalter a 10000 petinatti, pero las cosas son como son...

Saludos y espero no se tome a mal

Cacho

cacho_vela_crush dijo...

benito venis en picada franca, ataque al corazon genetico... que no podes elegir entre ntvg y el darno... "gobiernos serios".... hace meses que no entro a un blog y vengo a leer a marujita que dice cosas de la dictadura que no tienen nada que ver aca, asi estamos los uruguayo

no habia leido los comentarios antes de escribir lo anterior como se podrá ver, pero no se si tiene sentido hablar con gente cerrada, los conceptos que pone el tipo del ministerio de cultura en una de las ultimas columnas de escanlar yo creo que estan bastante bien... despues es un poco lo que ponía arriba me parece que pedirle a un estado una infraestrestructura de inversion en figuras culturales cuando no puede resolver problemas mucho mas urgentes como que un funcionario de salu publica gane 4000 pe por mes, me parece hipocrita y llenarse la boca con palabreria cuando se sabe que se esta a 100 año luz de eso y habria que fijarse mas en la gente y en este pais que se hace todo a los ponchazo a lo que la gente no le da bola viejo... mira loco, el tema que los disco de darno son inencontrables ya era, pagas 15 pesos un cd vas a cualquier ciber entras a fotos de uruguay y estan todos los famosos cds inencontrables de todos los artistas uruguayos, ni que hablar para los que tienen adsl y el emule, la difusion? los toque de darno eran difundidos yo iba yo sabia, me acuerdo del loco hace unos meses en hola gente no me acuerdo que mierda estaba anunciando, dejemosnon de facilismo que me tienen las bolas por el piso, ya esta, no hay mas nada que decir.

PD: tengo todos los discos de darno y tambien los de NTVG porque todos los encontre a un clic de mi mente y soy enfermo de escuchar todo tipo de musica y mas la yorugua, no se dos canciones enteras de NTVG y del darno se chikicientas.

Patria o Patria o whisky

Marujita dijo...

Cacho, menos mal que estás vos acá para explicarnos a todos cual es la verdad absoluta. O por lo menos, no afirmes que no tiene nada que ver. En todo caso deberías aclarar que a vos "te parece" que no tiene nada que ver acá. Para ser alguien que desestima las opiniones de los demás sin argumentos te falta un poco de modestia.

Ama-gi dijo...

Che...¿Quien financió a Pink Floyd, Miles Davis, The Who, Led Zeppelin y Bill Evans? (Y vean que no puse a N'Sync. Les puse grupitos "cultos")

¿Los estados?

Los países subdesarrollados no tienen producción cultural, como señaló Marujita, no porque no haya asistencia estatal, sino porque no están integrados a la maquinaria capitalista. Esa es la que permite que los artistas no se mueran de hambre.

Si el Darno no tenía público como para bancarse del arte, debería haber hecho otra cosa para sobrevivir. O los que piensan que estaba bien que recibiera una pensión podrían haber puesto plata de su bolsillo. Pero el estado no tiene por que bancar a esta gente. Que la banque el mercado, en este caso, los amantes de la música del Darno. Cuando el estado se pone a financiar artistas estos pierden la independencia. Por suerte Mardones está conmigo en esto.

Y me encanta el Darno. Sansueña está entre los mejores 5 discos que se han hecho en este país. Y esto lo digo sin importarme un carajo si chupaba, si era comunista, y si Escanlar es de derecha. ¿Que mierda tiene que ver una cosa con la otra? Yo también entro como un caballo...si estará hecho mierda esto que en vez de hablar de su música terminamos en la dictadura.

Walter Hego dijo...

Perdón, metí mal un dedo. Decía que me parecen disparatados esos elogios desamesurados que lo ponen como un genio de la comicidad y el humor.