Website Ribbon Cursos para/lelos: Espacio contratado

26 noviembre 2008

Espacio contratado

Cualquiera que haya cursado cualquiera de las carreras disponibles de periodismo (o al menos parte de ella) habrá escuchado en las primeras semanas de clase la recomendación de algún docente sobre tal o cual película, libro o crónica, “indispensable” para profundizar el conocimiento acerca del ejercicio de esta profesión.

En mi caso, recibí decenas de sugerencias entre las que encontré de todo: pequeñas joyas y alguna que otra pulserita enchapada, aunque estas fueron las menos. No tanto por mi escasa capacidad de filtrar información sino por haber tenido la fortuna de encontrarme con muchos docentes sensatos.

Pero a pesar de la sensatez reinante, ninguno de esos periodistas-docentes supo, quiso o recordó recomendar uno de los más interesantes ensayos de periodismo publicados en los últimos tiempos. Descubrí Traficantes de realidad -de Marcelo Jelen- algunos años más tarde, lamentando mucho que no lo regalaran al principio de la carrera, en lugar de toda la folletería inútil que entregan para la ocasión:

Carl Bernstein, uno de los cronistas del célebre caso Watergate, definió el verbo “informar” como “dar la mejor versión obtenible de la realidad”. Y nadie puede asegurar –ni el propio Bernstein lo pretende- que sólo un periodista puede obtener esa mejor versión. ¿Por qué no, por ejemplo, un adiestrador de caniches?
¿La mejor versión obtenible de la realidad es periodística? Eso, igual que la existencia de dioses, es una cuestión de fe. Muchos periodistas creen que sí, a pesar de las cucarachas* que se cuelan entre sus materiales de trabajo. Con ellos, el periodismo –igual que la religión, igual que la ideología- ha adoptado un discurso totalizador y totalizante que, a la larga, corre el riesgo de volverse totalitario. El periodismo es, apenas –y nada menos que-, periodismo.
La primera –y hasta ahora única- edición del ensayo es de 1997 y fue financiada íntegramente por el autor, ya que ninguna editorial se interesó en publicarlo. Sin aparato de prensa que lo respaldara, las repercusiones y ventas del libro fueron más bien escasas, lo que terminó convirtiendo a Traficantes de realidad en una suerte de texto mítico del que muchos hablaban pero pocos habían leído.

Por suerte, un par de librerías desempolvaron unos viejos ejemplares olvidados en sus depósitos y los pusieron a la venta, a la módica suma de 250 pesitos (se viene navidad, queden bien con su periodista amigo).

Pueden encontrarlo en:

Libros de la arena
Benito Blanco 962
Tel: 707 3894

Boulevard Sarandí
Andes 1341
Tel: 908 5817

*para entender lo de las cucarachas, cómprense el libro, tacaños.

Y para despejar suspicacias acerca de mi poco objetiva opinión respecto del ensayo y su autor, acá van otras de gente mucho más calificada que yo, que tampoco difieren demasiado:

"La mayoría de los medios uruguayos evitan alevosamente la reflexión. Presentan las noticias como hechos generados espontáneamente, sin causales, sin línea argumental. Para ellos, la realidad siempre está empezando de la nada. De esta manera, no se invita al público a hacer el ejercicio de razonar. Esta reedición va contra la marea. Marcelo Jelen convida a pensar sobre la actividad periodística y las responsabilidades que conlleva. O sea que usted tiene en sus manos un libro que escapa a la intrascendencia. Aprovéchelo."
Alvaro Carballo (El Observador)


"Traficantes de realidad es un libro que no está hecho para compartir, sino para leer. Es fermental, es polémico, es inteligente, es desmitificador, es provocador. Hay unas cuantas cosas del libro con las que no estoy de acuerdo, pero tiene la virtud de hacernos pensar. Algunos periodistas se van a sentir molestos con ciertos pasajes. Es un libro rupturista e irreverente en el sentido más positivo de la palabra."
Alfonso Lessa (Canal 12, El País.)


"Traficantes de realidad tiene todos los ingredientes que hacen un buen libro. Está minuciosamente investigado y muy bien escrito. Está compuesto sobre pequeños ensayos sobre distintos temas que se pueden leer por separado, pero que al final resultan hilvanados unos con otros. Recorre dilemas, se mete de lleno en ellos, nos remueve, nos sacude, nos molesta, nos enoja. Muestra una relación dura y difícil con el periodismo, pero no se escribe un libro así sin cariño por la profesión."
Tomás Linn (Búsqueda.)

"A fines del siglo XX, la prensa no quería fiscales y eran pocos los intentos de radiografiarla. En este sentido, valga destacar el trabajo del periodista uruguayo Marcelo Jelen Traficantes de realidad, un libro le dice a los consumidores de información: '¡Lleven el diario a bromatología!' A los estudiantes de periodismo: 'Esto es diferente de lo que se imaginaban, pero sepan por qué vale la pena igual.' A los periodistas: 'Mírense al espejo, porque no son como creen ser.' Una mirada (auto)crítica a los medios y su historia retratada con rigurosidad y humor."
Diego Rottman (periodismo.com, Buenos Aires)

"Traficantes de realidad es uno de los pocos libros sobre periodismo escritos en Uruguay. En un país donde la reflexión escasea --mucho más la reflexión de periodistas-- 'Traficantes...' es de lectura obligatoria para cualquier estudiante o periodista en proceso de serlo. Tan es así que su edición original 'de autor' forma parte de numerosas bibliografías de cursos universitarios, incluyendo los míos. Pero 'Traficantes de realidad' no solamente es 'un libro sobre periodismo escrito en Uruguay'. Es un buen libro sobre periodismo, haya sido escrito aquí o en la China. Su lectura se vuelve interesante y útil para uruguayos o nepaleses, sean periodistas, futuros periodistas, empresarios periodísticos... para la sociedad toda."
Darío Klein (CNN, AFP, la diaria)

"No dice mucho afirmar que Traficantes de realidad es uno de los mejores libros uruguayos sobre periodismo, ya que el total es escaso. Es más interesante señalar que se trata de una obra escrita en buena medida contra la corriente que predominó entre los periodistas uruguayos durante los años 90, pero apoyada en el conocimiento preciso de los postulados de esa corriente. Quizás eso explique que, pese a sus aportes de información, argumentos y buena prosa, haya permanecido casi ignorada durante diez años."
Marcelo Pereira (la diaria)

"'El improbable día en que la humanidad renuncie a mantener secretos una buena parte del periodismo ya no tendría sentido.' Sentido. ¿Cuál es el sentido de existir del periodismo? ¿Cuán importante es esta profesión y lo que ella genera o aporta para la sociedad? Marcelo Jelen ofrece una visión descarnada y desmitificada del oficio del periodista basada sobre una de las claves de la profesión: la capacidad de dudar de todo. Empezando por nosotros mismos, los que nos decimos periodistas. Ojala lo hubiera leído antes de ir a la universidad."
Guillermo Amexeiras (Mundo Cañón, Radio Futura)

"Los acontecimientos se suceden en todo el planeta 24 horas por día, 365 días al año, en un carrusel de historias y noticias más vertiginoso que la imaginación del más creativo de los ficcionistas. En cada ciudad, en cada aldea, en cada villorrio de los cinco continentes, miles de millones de lectores devoran cada día toneladas de diarios y revistas o permanecen extasiados ante los boletines radiales y televisivos para vivir la ingenua fantasía de que están informados de lo que todo lo que ocurre en el mundo. Pero se equivocan de medio a medio: están apenas viviendo una vana ilusión creada mediante artificios que dejarían avergonzado al más diestro de los prestidigitadores, afirma Marcelo Jelen en Traficantes de realidad. Periodista y columnista con larga experiencia en diarios y agencias internacionales, Jelen presenta una visión crítica de la prensa, como elemento fundamental en las estructuras del poder político y económico en el mundo contemporáneo. Un libro polémico pero de lectura imprescindible."
Ricardo Soca (La Página del Idioma Español, AFP)

"Traficantes de realidad es un libro valiente, sincero, que dice las cosas por su nombre. Contiene muchísima información, anécdotas algunas veces conocidas pero profundamente investigadas. También incluye datos absolutamente desconocidos, todo dentro de un análisis yo diría que hasta filosófico, pero no por eso pomposo, sobre lo que es el periodismo y su práctica."
Daniel Figares (Montevideo Comm)

"Traficantes de realidad demuestra de manera contundente que los periodistas apenas son capaces de dar una versión de la verdad, y que muchas veces llegan más tarde a ella que los ciudadanos. Debería ser texto de debate en facultades de comunicación, porque encierra las cualidades que deben conservar los periodistas como un tesoro: darse cuenta de que no sólo se trata de escribir lindo sino de ocultar lo menos posible y decir lo que se intenta tapar. Para lo demás, existen las gacetillas."
Javier Alfonso (Búsqueda)

"Un libro sobre la historia del periodismo que alumbra, con todos sus claroscuros, los por qué de los medios masivos tal como los conocemos hoy. Mucho más entretenido que 'La galaxia Gutenberg' de Mc Luhan y las disquisiciones semióticas de Ferdinad de Saussure juntas. La segunda estudiante de periodismo a la que se lo presté nunca me lo devolvió... Por eso no lo puedo considerar un libro imperdible."
Juan José "Rufo" Martínez, "Mundo Cañón" (Radio Futura)

8 comentarios:

Rodolfo Llanos dijo...

Hoy en dia, gracias a internet, hay muchos libros que se estan reeditando, ya que se logran hacer por pedido, a su vez, beneficia a los nuevos autores a publicar.
No soy periodista, pero este parrafo me ha llamado particularmente la atención
"demuestra de manera contundente que los periodistas apenas son capaces de dar una versión de la verdad, y que muchas veces llegan más tarde a ella que los ciudadanos"
Suerte

Rodolfo Llanos
CEO www.soloingles.com

æclipse µattaru dijo...

¿Y la opinión de Traverso? Ah, no, así no compro nada :(

Pablo Alfano dijo...

Este escriba lo tiene en su biblioteca. No lo conozco personalmene a Jelen, pero lo sigo siempre que puedo (ùltimamente desde La Diaria, claro). Es raro que alguien te caiga bien sin siquiera conocerlo personalmente. Sólo sé que también pasó por Brecha, entre otros tantos reductos del periodismo vernáculo. El libro es bien interesante, concuerdo contigo.

Anónimo dijo...

Bó, cuánto te pagó Jelén?

Daniela Couto dijo...

No, Jelén no me pagó nada.
Jelen tampoco.

Anónimo dijo...

Daniela, porque no fundas el club de fans de Jelen? Estás al límite entre el fanatismo y la obsesión con cada cosa que hace, en cualquier momento le embotellás los pedos y los usas de perfume. Por favor, te vas a atragantar con una media.
Saludos, Anon 11:05

PD.- y que conste que no tengo nada contra Jelen, de hecho me cae bastante bien

Daniela Couto dijo...

Ya probamos y nos fue bastante mal: Marcelo come sano y jodió todo el negocio.

envidiosa dijo...

He aquí un tema que merece mi sabia opinión. La gente que escribe libros, y conozco alguno que otro, siempre es soberbia y pedante. Se cree que sabe mucho más que el resto de los mortales y, por lo tanto, tiene todo el derecho del mundo de andar dando cátedra. Y encima nunca vive de acuerdo a su prédica.

Y que conste que yo tampoco tengo nada en particular contra Jelen, y por supuesto tampoco tengo nada contra las reseñas de libros que son fantásticas para vender libros. Te digo más, Daniela, si yo escribiera un libro me gustaría que vos me hicieras una reseña.